Saltar al contenido

Akita Inu ¿es un perro peligroso o ppp?

El Akita Inu, es un perro de origen japonés que proviene de la región homónima del país. Fueron usados como perros de pelea, sin embargo, en la actualidad son perros de compañía y guardianes.

Durante la Segunda Guerra Mundial casi fueron extintos, pero gracias a sus criadores, la raza se ha recuperado.

Ahora la pregunta que seguramente muchos se hacen, ¿Es el Akita Inu un perro peligroso? Hoy conoceremos la respuesta a esta interrogante.

¿Es el Akita inu un perro peligroso?

Es cierto que la raza Akita Inu es poderosa, son uno de los perros con la mordida más mortal del mundo. Son perros fuertes, resistentes y muy ágiles que pueden derribar cualquier presa en cuestión de segundos.

Estos perros fueron criados para la caza, entrenados por los Samuráis y los Yakuzas para ser perros asesinos, una verdadera máquina de matar.

Son perro que no pueden ser adoptados por cualquier persona, pues se debe saber entrenarlos y educarlos para que sean perros de buen comportamiento y ejemplares.

Lo cierto es que, el akita inu es considerado como una raza potencialmente peligrosa o ppp, pero que, con una buena crianza, adiestramiento y educación, se puede convertir en la mascota más fiel, cariñosa y leal que puedas tener.

Por ello, la respuesta a la interrogante es un rotundo NO, los Akita Inu no son perros potencialmente peligrosos, solo que, algunos dueños no han sabido educarlos y criarlos correctamente.

Esta raza de perros japonés es realmente tranquila, no se exalta por cualquier ruido, no son propensos a ladrar, no son destructores y son extremadamente independientes, siempre alertas y muy seguros de sí mismos, por lo que, son muy buenos perros guardianes.

¿Por qué el Akita Inu es catalogado como raza peligrosa?

Tal como ha ocurrido desde hace muchos años con la raza pit bull, el akita inu ha sido mal interpretado por algunos errores del pasado.

Son perros que poseen un mordida peligrosa y potente en forma de tijera, esto quiere decir que, la misma no puede ser abierta desde el exterior, solo puede ser abierta por el perro cuando este decida hacerlo.

Otras de las razones por las que se considera peligrosa es por su aspecto físico. El macho de esta raza puede llegar a pesar fácilmente los 45 kilogramos y medir alrededor de 67 centímetros de altura.

Fueron criados como perros cazadores, por lo que este es un instinto nato que llevan en la sangre, lo que puede traer consigo eventos peligrosos cuando el perro no ha sido entrenado para socializar desde que es un cachorro y de la manera adecuada.

Algo curioso es que, personas como Iratxe Reinaldo Arregui ha realizado una petición para que el Akita Inu sea retirado de la lista de ppp. A continuación, citaremos textualmente la petición realizada por este ciudadano.

La raza Akita Inu está considerada raza potencialmente peligrosa a nivel nacional y no es una solución para evitar a un perro agresivo, la ley es errónea y se debería cambiar. La culpa no es de la raza Akita Inu (y el resto de las razas ppp) sino de sus dueños y su educación, y el ponerle un bozal a un perro que no tiene culpa ni entiende nada es lo fácil pero no lo correcto. No es justo que paguen toda la culpa de un dueño que no quiere tener un perro en las condiciones en las que hay que tener a un animal doméstico, y ese dueño va a seguir seguramente incumpliendo la ley ya que son los primeros irresponsables y sin embargo los demás pagamos sus errores, es injusto que estos perros se sientan atados, castigados, sin libertad por la irresponsabilidad de sólo alguna persona sin cabeza. Esta raza es un animal leal y tranquilo y no se merece estar metido en esta ley o por lo menos cambiarla y no hacerla tan injusta. Lo más sensato sería formar a la gente que quiera adquirir un perro de estas características para que sepa educarlo y entenderlo, no hacer un test psicotécnico que cualquiera es capaz de superarlo simplemente es un “pase por caja”, no tiene lógica alguna.”

No se puede negar que un ataque que sea propiciado por esta raza es bastante peligroso, debido a sus características morfológicas. Esto de nuevo nos lleva a preguntarnos si estos perros son peligrosos, la respuesta nuevamente es no.

Estos son pero que van a defender a su familia de cualquier peligro sin importarles nada más, incluso si deben dar su vida por ello. Por lo tanto, no es correcto decir que son peligrosos, sino que, son perros muy leales y valientes que siempre van a proteger a su familia.

Es cierto que son perros instintivamente cazadores y territoriales, sin embargo, estos son aspectos de su personalidad que pueden ser corregidos con un adecuado entrenamiento y adiestramiento canino, también con la enseñanza a socializar desde muy jóvenes.

Algo que siempre es recomendable con este tipo de perros sean castrados desde jóvenes, de esta forma, su territorialidad disminuirá considerablemente, especialmente cerca de hembras.

Es absurdo pensar que el peso corporal de estos animales sea signo de peligrosidad, pues esto es completamente falso. Existen muchas otras razas que son extremadamente pesados y de gran tamaño, y no por eso se cree que son potencialmente peligrosas.

Es cierto que poseen un carácter peculiar que no tiene cualquier otro perro, pero esto no significa que todo ejemplar vaya a ser agresivo o peligroso, nada que con una buena educación no pueda corregirse.

Carácter y la importancia de la “educación” del Akita Inu

El Akita Inu son conocidos en Japón como un símbolo de abundancia, elegancia y lealtad. Consideran que aquella persona que tenga un akita inu en su casa, es una persona que tiene siempre consigo un amuleto de la buena suerte.

De hecho, entre las creencias populares de los tiempos antiguos, se creía que todo aquel samurái que moría sin honor, en su próxima vida reencarnaría como un akita inu para así poder redimirse, siendo que moriría con honor siendo siempre leal a su dueño.

El akita es un perro muy seguro de sí mismo, y un protector nato de su territorio, comida y familia humana.

Son perros muy amigables con las personas, siempre y cuando no sientan que se encuentran en peligro, tanto ellos como su familia.

Les encanta jugar, ser cariñosos y su lealtad total máxima siempre será con su principal tutor, aunque esto no quiere decir que adoren al resto de su familia y dé su vida por protegerlos.

Estamos ante un perro muy silencioso, que goza de una tranquilidad envidiable, tienen una paciencia realmente grande, lo que los hace permanecer tranquilos aunque se encuentren rodeados de diferentes estímulos externos. Siempre y cuando estos no representen un peligro.

Son perros felices que aman estar rodeados de su familia, les encanta ser partícipes en cada una de las actividades rutinarias de sus humanos, de esta misma forma, es considerado como uno de los mejores guardianes perrunos.

Qué tener en cuenta para que un Akita Inu no sea peligroso

Como ya lo hemos dejado en claro, el Akita Inu no es un perro peligroso, sin embargo, puede llegar a serlo. Aunque, esto nunca va a depender del perro, siempre será dependencia del humano que lo cría.

Esta es una raza que logra enamorar a cualquier amante de los perros, por lo que la atracción hacia ellos es muy sencilla y rápida, sin embargo, siempre hay que tener presente que tener un perro de esos conlleva una gran responsabilidad, la cual nunca podemos dejar de lado.

Antes de que adoptes a un Akita Inu, primero pregúntate honestamente si eres capaz de darle todo lo que necesita para que sea plenamente feliz y un perro bien educado, si tienes dudas, es porque este no es el perro para ti. Vamos a ver cuáles son estas preguntas básicas que debes hacerte:

  1. ¿Seré capaz de controlar a un perro que puede llegar a pesar sin problemas más de 60 kilogramos?
  2. ¿Puedo ser capaz de proporcionarle un ejercicio diario adecuado para su raza?
  3. ¿Tengo la disposición y el tiempo necesario de poder adiestrarlo y educarlo de la manera correcta, además de proporcionarle una socialización adecuada y supervisar personalmente que la misma se lleve a cabo?
  4. ¿Tengo el carácter adecuado para ser el líder de la manada y de esta manera poder disciplinar y corregir a mi perro cuando su comportamiento no sea adecuado?
  5. ¿Dispongo del tiempo suficiente para poder dedicarle a mi perro, darle el amor y el afecto que merece y necesita para que pueda llegar a ser un perro completamente equilibrado y feliz?
  6. ¿Tengo los recursos económicos que requiere tener un perro de estas características, teniendo en cuenta que su correcto cuidado puede suponer más de 1500 euros/dólares al año?

Si tienes dudas a la hora de responderlas o alguna de ellas te da una respuesta negativa, será mejor que pienses en adoptar a otra raza de perros, pues estas son preguntas básicas indispensables para poder tener un Akita saludable y de buen comportamiento.

Recuerda que ningún perro es malo o peligroso, lo malo es la educación que se le da y lo inseguro que se convierten estos canes por culpa del mal adiestramiento y crianza que el humano les da.

Un pero seguro será siempre un pero feliz y amoroso. Un perro educado va a ser un perro sociable y bueno con todos, incluso con extraños que no representen un peligro inminente.

¿Te ha gustado este artículo sobre el perro Akita agresivo? De ser así, comparte este artículo para que muchas más personas se enteren de que estos hermosos perros no representan un peligro, que todo se debe a un malentendido. También puedes dejarnos un comentario sobre tus opiniones en este tema tan importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *