Saltar al contenido

Razas de Gatos

razas-de-gatos

Ábreme para ver un resumen

Hay actualmente en el mundo, más de 100 razas y clases de gatos (más abajo destacamos gráficamente y con acceso a información completa, las más conocidas, no te las pierdas!).

[adsense_contenido]

A continuación enumeramos las razas de gatos más conocidas, para que puedas ampliar la información sobre ellas, si hay alguna que te interesa o te llama la atención.

bobtail-japones

Bobtail Japonés

Bosque de Noruega

british-shorthair

British Shorthair

Cornish Rex

Devon Rex de ojos verdes

Devon Rex

El Gato Ragdoll

Gato Abisinio

Gato Azul Ruso

Gato Balinés

Gato Bengalí

Gato Bengali Blanco

Gato Bombay

Gato Burmés

Gato Burmilla

Gato Cartujo

Gato europeo atigrado

Gato Común Europeo

Gato Curl Americano,

Gato de las Arenas del Desierto

Gato de Pallas o Manul

Gato Exótico

Gato Himalayo Persa

Gato Laperm

Gato Manx

gato-montes

Gato Montés

Gato Munchkin

Gato Nebelung

Gato negro

Gato oriental

Gato Oriental de Pelo Corto

Gato Peterbald

Gato Sagrado de Birmania

Gato Savannah

Gato Serval

Gato Siamés

Gato Siberiano

Gato Singapura

gato-tigre-raza

Gato tigre o Toyger

Gato Tonkinés

Gato Van Turco

Gatos Persas

Korat

Maine Coon

Selkirk Rex

Snowshoe

Sphynx

[adsense_contenido]

Razas de Gatos por Tipos y Características


El Pelaje en las razas de gatos

Las variedades genéticas en las características de un gato, como por ejemplo, la longitud del pelo, el tamaño de sus patas o el patrón de su dibujo, se le denomina dominantes, solo si es necesaria la mitad de un alelo para manifestarse y se le llama recesivas si se necesitan las dos partes.

Es decir, que podríamos decir que los rasgos originales de un gato, son dominantes, mientras que las mutaciones genéticas que se puedan dar, son recesivas.

razas-de-gatos

El pelaje de gato consiste en un pelo protector brillante y grueso y una capa aislante inferior más fina. Los primeros gatos, tenían un tamaño mediano, con un pelaje fino.

La mayoría de las variantes posteriores, mantuvieron el pelo corto, que puede variar, de muy espeso a que prácticamente no tengan.

[adsense_contenido]

Ocurre en los gatos, que estas mutaciones en su pelaje y forma, sin la mano del hombre, es posible que hubieran desaparecido, en las generaciones posteriores.

La cría selectiva, ha posibilitado la existencia de razas con pelajes y características únicas, como los gatos sin pelo.

gatos-razas

Hay un dato muy interesante y es que el gato doméstico heredó de sus antepasados salvajes, el rasgo genético recesivo del pelo largo y es que los gatos de pelo largo, no existen en el hábitat natural.

Es una mutación genética, la responsable de todas las razas de gatos de pelo largo, de la actualidad.

Los criadores han potenciado esta característica, en la crianza de determinadas razas de gatos, que tienen en el pelo largo, su signo de identidad propia, además de otras características en su color y patrón. Veamos una selección de las razas de pelo largo, más conocidas.

Puedes hacer clic en la imagen, para obtener más información

[adsense_contenido]

Razas de Gatos Antiguas y nuevas

Las razas de gatos orientales, generalmente fueron evolucionado en climas más cálidos, donde era importante regular la temperatura corporal y perder calor, más que conservarlo, de ahí su cuerpo estilizados, aumentando su superficie corporal con relación a su tamaño.

todas-razas-de-gatos

¿Cómo? con grandes orejas, cabeza alargada, largas patas y cuerpos delgados, para eliminar el exceso de calor.

[adsense_contenido]

También en occidente se han creado nuevas razas de gatos que imitan el estilo oriental, como el gato oriental de pelo corto, que parte del siamés y ocurrió cuando desaparecieron los siameses de pelo corto «no pointed» importados de Asia.

Pedigrí en las distintas razas de gatos

Los gatos con pedigrí, se crían selectivamente en función de un determinado tipo corporal, el color de su pelaje interno y externo, el tamaño y otras características que se van a considerar, propias de una raza.

Cuantos más ancentros de las mismas características a lo largo de tiempo tiene una línea de raza, mejor pedigrí adquiere.

Puesto que se ha criado según los estándares que determina su pureza, y por lo tanto, que han sido más rigurosos en la conservación de esa línea genealógica.

[adsense_contenido]

El «efecto fundador»

En el mundo de los gatos, cuando se da una mutación concreta, esta desaparece pronto.

Esto ocurre en poblaciones grandes, donde la probabilidad de que se concentren en una línea concreta es poco habitual.

Pero en las poblaciones de gatos menos numerosas o controladas, por la ley de la probabilidad, existen más posibilidades de que arraiguen.

razas-gatos

Si esto ocurre, los primero miembros tienen un efecto muy poderoso y a largo plazo, sobre el resto de descendientes y es lo que se llama efecto fundador, sobre una mutación.

Este factor, ha sido muy tenido en cuenta por los criadores, a la hora de definir, la razas de gatos, existentes en la actualidad e incluso, en las que están por llegar.

[adsense_contenido]

Enfermedades genéticas de las razas de gatos

Como ya hemos comentado, los criadores, hacen uso de la genética más avanzada, para conservar determinados rasgos y definir una particular raza de gatos, como puede ser los rasgos de la cara, las orejas, el pelaje, el patrón e incluso su morfología.

Pero también es cierto, que en esta carrera por la definición de una raza pura de gatos, con un alto pedigrí, también se está dando la oportunidad a otros genes, que pueden permanecer ocultos y es así como en las razas puras, se pueden transmitir enfermedades genéticas propias. Los actuales avances en este campo y una crianza responsable podría ser la solución a estos problemas.

[adsense_contenido]

Al enumerarlas, podemos decir que algunas, surgieron como variedad concreta de una zona geográfica o país como por ejemplo el Azul Ruso, pero otras han sido «creadas» por la mano del hombre, potenciando y conservando determinadas características o mutaciones, hasta definir un estándar propio. Ejemplos de ello puede ser las razas de gatos sin pelo.

El concepto de razas de gatos, tal y como lo conocemos hoy en día, tiene su origen hacia la mitad de la década de los 50, al mismo tiempo que las exposiciones felinas, que se dieron a conocer con una gran aceptación, por parte de la sociedad.

En FeelCats siempre estaremos a favor de la adopción, antes de comprar un gato, pero muchas razas de gatos, es posible que solo se puedan encontrar mediante la cría.

Si optan por lo segundo, es muy importante hacerlo con la mayor de las responsabilidades (igualmente en la adopción) y siempre a través de criaderos de gatos de raza especializados, que den todas las garantías de sanidad, cuidado y ética, hacia los gatitos y sus progenitores.

[adsense_contenido]

Conociendo mejor a los gatos

Los gatos (Felis silvestris catus) lleva con nosotros, desde hace más de 9.000 años. En esta página vas a encontrar toda la información sobre este increíble felino.

Salud, cuidados, razas, curiosidades, enfermedades, vídeos, nombres, fotos y mucho más sobre ellos (más abajo encontrarás las últimas noticias por secciones).

Te invitamos en este viaje fascinante, para conocer mejor a los gatos ¿empezamos a ronronear?

El origen de los gatos actuales

Hasta hace poco tiempo, se daba por hecho que el gato salvaje africano, podía ser su ancestro lejano, sin embargo, los últimos avances en genética, han permitido abrir líneas de investigación nuevas.

Estas aseguran, que podría tratarse del gato silvestre de Oriente medio, como origen de todos los gatos actuales. Así comenzaron a separarse de las líneas salvajes hace unos 13 000 años y es posible que el hombre, tuviera que ver en ese proceso.

Aunque Johann Erxleben denominó al gato doméstico en 1772 Felis domesticus, y ya en 1758 había recibido el nombre de Felis catus por Carolus Linnaeus, en su obra Systema naturae, estos no son los nombres científicos aprobados en el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica.

La Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica confirmó en 2003 la denominación de F. silvestris para referirse al gato salvaje y F. silvestris catus para todas las subespecies de gatos domésticos.

Si estás pensando en tener un gato en casa, tienes que saber lo primero que es un acto de mucha responsabilidad.

Tener una mascota y en especial un gato, implica por tu parte, que vas a cuidarlo, procurarle la mejor atención y entender que un gato, no es un perro, y por lo tanto, su educación en el entorno doméstico, es diferente.

Medítalo y piensa si realmente vas a comprometerte al 100%. Además ellos, los gatos, nos aportan una serie de beneficios a nuestra vida, muy importantes.


Los gatos son animales muy inteligentes y en la mayoría de los casos, se adaptan sin problemas a la vida en casa, con nosotros.

Se rigen por rutinas e instintos, por eso necesitan elementos como el arenero, rascadores y juguetes, para evitar comportamientos, que a nuestros ojos pueden no ser correctos.

Sociabilidad, comportamiento, y costumbres

Existe una gran controversia en cuanto al carácter, comportamiento y sociabilidad de los gatos, especialmente porque se les suele comparar con el otro animal de compañía más común: el perro. Sencillamente, se trata de especies muy diferentes en cuanto a su forma de comunicación, costumbres y naturaleza.

Evidentemente, no todos los gatos presentan el mismo grado de socialización con los humanos o con otros animales, y cada individuo tiene sus propias características particulares.

En este sentido, influye decisivamente el entorno en el que el gato ha crecido, su relación con su madre en los primeros meses de vida, así como algunos condicionantes genéticos.

A grandes rasgos, el gato es un animal que, a diferencia del perro, que es altamente social y un “animal de manada”, no depende de otros individuos para subsistir.

Es por ello que se le considera a menudo una especie asocial, aunque la realidad es que los que conviven con gatos confirman en su mayoría, que son altamente sociables y buscan las cercanía e interactividad con ellos.

Los especialistas, finalmente, consideran a los gatos “parcialmente sociables” y una especie con una gran capacidad de aprendizaje de vida en común con los humanos.

Pese a que los gatos tienen hábitos solitarios y, a diferencia de los perros, no necesitan contar con una jerarquía en el grupo, esto varía cuando un gato se ve obligado a convivir con otros gatos en un hogar humano.

En estos casos, puede existir un gato dominante que tendrá la autoridad sobre los demás, aunque no existirán reglas tan definidas como sucede en el caso de los perros.

Los felinos son extremadamente territoriales. Solo cuando se encuentran cómodos y seguros en su territorio, buscarán relacionarse con las personas. Su relación con el territorio es más fuerte que con los demás ocupantes, y no le gusta compartir su espacio o su comida.

Esto suele generar conflictos cuando varios gatos se ven obligados por primera vez, a convivir juntos, en el entorno doméstico. aquí te damos algunos consejos importantes para juntar dos gatos por primera vez.

Debido a la gran importancia que tiene el territorio para los felinos, cualquier cambio que se produzca en este, le incomodará y le generará estrés.

El gato se siente seguro cuando dispone de su territorio, que debe tener una zona para descansar sin ser molestado, otra zona de actividad y los caminos de exploración entre ambas zonas.

Los gatos son muy inteligentes y en cuanto a sus costumbres, los gatos son nocturnos y realizan algunas cosas de manera instintiva. Entre las costumbres más comunes, se encuentran estas, que seguro te resultan familiares:

Beber de un grifo que gotea. Esto sucede porque saben de manera natural que el agua que corre es más fresca. Por este motivo, a muchos les gusta únicamente beber de fuentes para gatos.

Además, para ellos tiene sentido y les gusta que el bebedero está en un lugar diferente al comedero, un poco alejado, porque en la naturaleza normalmente el agua no se encuentra al lado de la comida, y el gato debe ir a buscarla a un lugar distinto.

Frotar su cabeza contra ti y “hacer uñitas”. Cuando tu gato frota contra ti su cabeza, puedes sentirte orgulloso, porque esto significa que se encuentra contento y a gusto contigo y que perteneces a su territorio.

También es común que se acerquen, levanten el lomo y la cola hacía ti, en un movimiento que tiene un significado muy concreto en su comportamiento.

Si se pone a “amasarte” con las patas la tripa o la pierna, sacando las uñitas un poco, lo que está haciendo es el resultado de una reminiscencia de cuando era un cachorro y mamaba de su madre, algo que además quiere decir, que confía en ti y se siente seguro a tu lado.

El aseo diario, algo fundamental. Para los gatos es importantísimo mantenerse limpios y por ello pasan mucho tiempo al día acicalándose el pelo. También es una manera de transmitir sus olores y marcar su territorio.

Salud, Cuidados y Características de los Gatos

La salud y cuidado de los gatos en vital, para procularles una buena calidad de vida, junto a nosotros. En esta sección (Salud y cuidados) ampliamos información útil, que será de gran ayuda para los amantes de los gatos.

Ciclo biológico y reproducción en los gatos

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 4 ó 5 meses y tienen varios celos al año que duran en torno a 6 días.

Durante el celo (más información sobre la gata en celo, más abajo), la gata maúlla fuertemente y de manera constante, mientras los machos compiten por reproducirse con ella.

El vencedor, tendrá que someter a la gata, que se resistirá. La penetración es dolorosa para la hembra, y puede copular con varios machos, teniendo en una misma camada, cachorros de diferentes padres.

Tras un periodo de gestación de unos 65 días, nace la camada de hasta 10 crías. Esto explica la problemática existente con la cría de gatos sin control y la importancia de la esterilización de las gatas.

Los gatos machos jóvenes, por lo general, abandonan el grupo al año (suelen ser expulsados por las hembras o los machos dominantes), para competir con otros machos.

Características genéticas

Los gatos presentan 38 cromosomas, 19 del padre y 19 de la madre, que determinan el sexo y las características.

Atributos físicos

Entre las características genéticas de los gatos, se encuentra la gran variedad de colores que puede presentar, así como las diferencias en el tipo de pelaje o las particularidades de su morfología, con grandes variaciones de tamaño y forma en patas, ojos, orejas y cola.

Los gatos pueden pesar entre 2 kilos y medio y 7 kilos, aunque en algunas razas como el Maine Coon puede alcanzar los 11 kilos. Asimismo, la sobrealimentación puede provocar que padezca un sobrepeso muy perjudicial para su bienestar y es que el 70% de los gatos domésticos, presentan sobrepeso.

Sentidos en los gatos

El sistema sensorial de los felinos es de los más sofisticados entre los mamíferos.

Visión

Los gatos poseen un campo visual mayor que el de los humanos, y su visión es superior durante la noche, pero inferior a la nuestra durante el día. Tienen una raya visual que les permite diferenciar colores, y cuentan con un tercer párpado con función protectora. Si el tercer párpado está visible de manera crónica, es un síntoma de enfermedad y es preciso llevarle al veterinario.

Audición

Lo felinos son capaces de percibir tonos más agudos que los humanos y los perros. Sus orejas rotan en dirección al sonido que están escuchando.

Olfato

El olfato de los gatos es hasta 14 veces superior al de los humanos. Se comunican mediante feromonas quimiosensorialmente.

Tacto

Los felinos poseen unas cerdas sensitivas llamadas vibrisas. Es un elemento sensorial táctil que les permite detectar obstáculos sin necesidad de verlos. La posición de las vibrisas indican si su actitud es defensiva o amigable, dependiendo de si apuntan hacia delante o hacia atrás.

Gusto

La principal particularidad del gusto de los gatos es que según algunas investigaciones, tienen dificultad en percibir el sabor dulce de los alimentos.

Comunicación de los gatos

Maullido

El maullido de gato es el sonido más característico de los gatos, y en función de su pronunciación tendrá un significado u otro. Los gatos domésticos suelen maullar mucho más que los salvajes con el objetivo de reclamar la atención del humano.

Por su parte, los cachorros maúllan para llamar la atención de la madre, y los adultos lo utilizan también para llamarse e identificarse unos a otros en el ritual del apareamiento.

Ronroneo

El ronroneo tiene dos significados, porque los gatos ronronean cuando están a gusto, pero también cuando experimentan un fuerte dolor. Los gatos domésticos suelen ronronear como agradecimiento al humano por sus cuidados, o de forma anticipada para obtener lo que desea de él.

En la naturaleza, el gato trata de ocultar al máximo las señales de que está padeciendo algún dolor para no ser considerado “débil” ni convertirse en una presa fácil.

Dieta y caza en los gatos

Los felinos racionan su comida diaria y se alimenta numerosas veces al día, en pequeñas cantidades.

A diferencia de los perros y los lobos, el gato, en estado salvaje, caza en solitario y en teoría no le gusta compartir la comida, aunque sí se conoce que en la vida salvaje puede contribuir proporcionando comida a su familia.

Son grandes depredadores que utilizan técnicas parecidas a las de los pumas, los tigres o los leopardos. Incluso los gatos domésticos y bien alimentados que tienen acceso al exterior de la casa, cazan ratones, aves, lagartijas y multitud de pequeños animales para obsequiar a su dueño.

Son carnívoros estrictos, lo que quiere decir que su principal fuente de energía debe provenir de la carne, de la que obtienen las proteínas, minerales y vitaminas necesarias.

Actualmente hay dos tipos de alimentación más extendidos. A base de comida procesada (en forma de pienso, comida húmeda o snaks) o también la alimentación o dieta BARF cada vez con más auge, entre los amantes de los gatos.

Intoxicación

Es importante tomar precauciones para evitar la intoxicación del gato con productos tóxicos para ellos, que puede producirse por plantas, medicamentos, productos de limpieza, antiparasitarios para otros animales, alimentos humanos, productos químicos o tabaco.

Gatos callejeros y asilvestrados

Lamentablemente, existe una gran población de gatos abandonados, o descendientes de abandonados, que viven de manera precaria y sin ser atendidos debidamente.

En estos casos, su esperanza de vida se reduce notablemente, ya que corren un riesgo muy alto de padecer enfermedades o de morir atropellados o envenenados.

Suelen sobrevivir en zonas donde forman colonias felinas urbanas o en grupos de gatos asilvestrados, en entornos rurales, con menos contacto con los humanos, aunque también pueden vivir solos.

El descontrol de la población felina es un problema ineludible. Frente a esto, existen colonias de gatos callejeros controladas mediante el método Capturar-Esterilizar-Soltar (método CES), al tiempo que se les proporciona los alimentos y la atención veterinaria que precisen.

Gatos y sus enfermedades

La Inmunodeficiencia felina es una enfermedad que guarda muchas similitudes con el SIDA en los humanos, y que solamente se transmite entre gatos mediante mordiscos o de madres a cachorros.

El virus de la leucemia felina es otra enfermedad común para la que existe una vacuna altamente recomendable, especialmente para los gatos que tienen acceso al exterior de la casa y entran en contacto con otros felinos.

La insuficiencia renal también es común, y una manera de prevenirla es asegurando una alimentación completa que incluya comida húmeda, así como garantizar que el gato tiene agua fresca a su disposición en todo momento.

Las bolas de pelo, se producen por la acumulación del pelo en el estómago a causa de su higiene diaria en la que se lame el pelaje, y puede conducir a una obstrucción intestinal que requiere cirugía.

Para evitarlo, es recomendable cepillarlos el pelo y ofrecerles pienso, hierba para gatos o suplementos con efecto “antibolas”.

La obesidad es frecuente en gatos domésticos, y conviene que se alimenten básicamente de proteínas, con muy poca cantidad de grasa o hidratos de carbono y fomentar su actividad con juegos.

Finalmente, los parásitos son otro problema común que tiene fácil prevención cuando se les aplican los correspondientes antiparasitarios externos e internos.

gatos