Se cruzaron mis dos perritos pomerania y nació uno muy parecido al Spitz japonés, solo que tiene algunos mechones miel. Pero es más alto que los papás.

Responder