Saltar al contenido

Gran Danés o Dogo Alemán

Entre todas las razas de perros que existen en el mundo, podemos encontrar muchos ejemplares de gran tamaño, siendo el Gran Danés una de las especies caninas más grandes que se conocen, poseedores de una increíble personalidad.

Si deseas conocer toda la información sobre estos hermosos animales, como las características, cuidados y origen, te invitamos a que sigas leyendo.

Origen e historia del Gran Danés

Poseedores de una gran historia milenaria, el origen de la raza Gran Danés se remonta hasta el año 3.000 a.C., con la presencia de monumentos y representaciones artísticas de perros con una apariencia bastante parecida a la de esta especie.

También se han encontrado restos de huesos que datan del año 4.000 a.C. cuyas características óseas se asemejan bastante a las de estos perros, sin embargo, todavía está en discusión la existencia de una verdadera relación entre estas especies.

Algunos datos obtenidos del siglo XVI, concluyen en que varios cruces entre mastines e híbridos de perros lobo provenientes de algunas islas de Europa, se instalaron en Alemania, siendo el origen de los que hoy conocemos como Gran Danés.

Esta especie también es conocida como Dogo Alemán, ya que el término “Dogo” era bastante usado en las épocas antiguas para referirse a razas de gran tamaño y musculatura.

Tiempo después se fue adaptando el término junto con otras características resaltantes a cada tipo de raza, como el origen, color o tamaño, resultando en que el Gran Danés fuera también llamado Dogo Alemán.

En un principio, este tipo de perro solía tener un carácter bastante agresivo, debido a sus grandes instintos de caza y lucha, que lo volvían una especie temible, sin embargo, esto fue cambiando con el tiempo.

Después de mucho esfuerzo, entrenamiento y cuidados, la raza de perro Gran Danés se terminó convirtiendo en lo que conocemos hoy en día, siendo catalogados como el “gigante amable”, con una personalidad cariñosa y amable.

Tan característica fue su apariencia elegante, que terminaron por convertirse en perros de lujo, principalmente siendo compañía para las personas que pertenecían a la nobleza.

La función y pertenencia de estas especies, se determinaba en base a las cualidades y apariencia de los canes cuando apenas eran crías, donde los nobles buscaban una apariencia de gran belleza, elegancia y porte, además de un comportamiento dócil.

A mediados de los años 1800, se instauró un comité con criadores y especialistas, quienes terminaron por incluir a todos los tipos de perros con características idénticas o similares, que podrían terminar por catalogar al Dogo Alemán.

¿Te gusta los perros fuertes? Este artículo te puede interesar >> Todo sobre el Dogo Argentino

El Gran Danés se terminó catalogado como una raza de perros para familia, con un comportamiento tranquilo y obediente que sería perfecto para el hogar rural. Más adelante también se obtuvieron algunas variantes de esta especie, característicos principalmente por el color de su pelaje.

Características del Gran danés

La característica más resaltante de esta raza de perros, es su gran tamaño. Las medidas aproximadas en el caso de los machos son de 80 centímetros, mientras que para las hembras 75 centímetros.

Pueden tener un peso entre 50 y 80 kilogramos, dependiendo del género, la alimentación y el entrenamiento físico. Tienen una musculatura fuerte y robusta, con proporciones bastante simétricas, una estructura casi cuadrada y lomo levemente arqueado.

La estructura de la cabeza está en perfecta sincronía con el resto del cuerpo, siendo alargada y muy definida, con expresiones bastante marcadas y algunos detalles óseos bien delimitados, sin ser muy sobresalientes.

El Gran Danés tiene una depresión naso frontal muy marcada, sin embargo, toda la estructura que forma parte de la nariz está bien desarrollada. La trufa es usualmente de color negro, pero esto puede variar en algunas ocasiones, haciendo una pigmentación manchada.

Usualmente poseen una mandíbula fuerte y bien desarrollada, con dientes sanos y una mordida completa en tijera. Poseen ojos grandes y muy expresivos.

Las orejas son alargadas y deprimidas por naturaleza, con un tamaño acorde a la cabeza y bordes bastante cercanos al rostro. Por otro lado, el cuello es largo y fornido, con una leve estrechez en la base de la cabeza.

La cola inicia desde una región alta al finalizar el lomo y tiene una inclinación hacia abajo formando un medio arco, se desplaza de lado a lado cuando el perro está exaltado o en movimiento.

El Dogo Alemán posee un pelaje naturalmente hermoso, con hebras gruesas y cortas. Pueden poseer diferentes pigmentos y tonalidades, las más comunes son el Gran Danés negro, gris, arlequín y otros.

Sin embargo, hay tres especies pertenecientes a esta raza con tonalidades independientes, que pueden clasificarse de la siguiente forma:

Gran Danés Azul

La tonalidad de azul acero oscuro, es bastante común en esta raza de perros. En algunos casos suelen haber manchas blancas en la zona del pecho y patas, además, suelen tener los ojos color café o miel.

Gran Danés Negro

Los ejemplares que tengan un pelaje completamente negro, son bastante difíciles de conseguir, pero son más comunes los que presentan alguna mancha blanca en la zona del pecho y patas.

Gran Danés Atigrado

También se les conoce como “leonados”, ya que poseen un pelaje de color leonado dorado, que puede variar levemente de tonalidades. Además, sobre este color poseen rayas negras y una máscara del mismo tono.

Gran Danés Arlequín: Grautiger y Weißtiger

Los Grautiger poseen el gris como tono predominante en su pelaje, con manchas negras salpicadas en todo el cuerpo, mientras que los Weißtiger tienen una base blanca. Sin embargo, ambas especies son poco deseadas en relación a los estándares de la raza.

Gran Danés Marrón

El Gran Danés marrón tiene un pelaje y piel que van desde el marrón claro, al marrón oscuro, según en que partes de cuerpo.

Gran Danés Blanco

El Gran Danés Blanco es poco habitual, pero uno de los más solicitados. Si ves alguno, es una rareza muy poco común.

Educación Sociabilidad y adiestramiento

Tener un Dogo Alemán requiere tener un gran sentido de responsabilidad, es necesario adaptarse a todas las características físicas del animal, especialmente en referencia al tamaño y la musculatura.

No son adecuados para personas novatas. Los dueños de este tipo de perro deben tener experiencia previa en el adiestramiento de mascotas caninas, preferiblemente razas de gran tamaño.

Gracias a su naturaleza mansa y dócil, pueden ser fáciles de adiestrar para quienes ya tengan experiencia. Además, la colaboración de criadores y entrenadores profesionales, también puede ser de gran ayuda.

Al cachorro Gran Danés se le debe adiestrar con base en la obediencia, esto permite que se puedan manejar de forma más fácil cuando se conviertan en adultos. Aunque, el comportamiento de este tipo de perros, nunca suele ser problemático, ni siquiera en la crianza.

Demuestran excelentes cualidades para convertirse en perros de familia o de compañía, e incluso hay personas que prefieren la participación de este tipo de raza en terapias asistidas.

A pesar de tener un gran tamaño, son perfectos para convivir con niños, siempre y cuando se les brinde una buena educación y se les inculque el respeto hacia todas las partes, tanto al animal como a los niños.

Cuando se trata de cachorros y niños pequeños, siempre es recomendable supervisar cualquier tipo de interacción. Para que estos perros puedan tener un buen adiestramiento, es necesario mantener una conducta firme y amorosa, en partes iguales.

Al ser una raza de gran tamaño, es necesario que estén a cargo de una persona imponente, que sea capaz de limitarlos, sin llegar a ser agresivo. Además, necesitan vivir en lugares espaciosos, donde se puedan recrear con plena libertad.

Son perros potencialmente sociables, una raza que requiere de mucho contacto, especialmente de aquellos que compongan su grupo más cercano. Aunque también son bastante receptivos a socializar con personas desconocidas y otros animales.

Carácter del Gran Danés o Dogo Alemán

A pesar de tener una apariencia formidable e intimidante, la cualidad más característica en la personalidad del Dogo Alemán es su naturaleza noble, siendo una raza de carácter amable, tranquilo y devoto.

Poseen una hermosa personalidad y su trato tiende a ser cariñoso hacia todas las personas, lo que contrasta bastante con su tendencia a socializar. Son muy amigables con cualquier persona, aunque siempre tienen un mayor apego hacia sus dueños y familiares.

También suelen llevarse bien con otros animales, especialmente si tienen este tipo de interacciones desde cachorros. Por otro lado, la agresividad hacia otros caninos, es muy poco común en estas especies, aunque depende mayormente del adiestramiento que se les dé.

Los Gran Daneses son muy devotos hacia los individuos que conforman su grupo familiar o aquellas personas que suelen ver con mayor frecuencia. Aprecian la compañía y no les agrada estar solos, principalmente por su necesidad constante de atención.

Es una raza perfecta para hogares espaciosos y familias numerosas, especialmente aquellas que tienen niños, gracias a que el Gran Danés tiende a formar vínculos muy cercanos y amorosos con los infantes.

¿Te gusta los perros grandes y fuertes? Este artículo te puede interesar >> Todo sobre el Dogo de Burdeos

No tienen tendencia a ladrar muy seguido, y solo lo hacen cuando advierten peligro o en caso de ver a algún individuo extraño adentrarse en su hogar. Por esta razón, es que se les considera buenos perros guardianes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos canes no son agresivos, por el contrario, poseen un gran nivel de tolerancia.

Cuidados del perro Gran Danés

El pelaje de esta especie no requiere de muchos cuidados, solo necesitan ser cepillados al menos cada 10 días, para así poder retirarles el pelo suelto.  

Al ser una raza gigante, el tipo de alimentación que mantengan es crucial para su cuidado. Tienen un apetito enorme, pero requieren de proporciones exactas de vitaminas, minerales y proteínas, que les aporte los nutrientes suficientes para fortalecer su cuerpo.

Tienden a sufrir de algunos problemas estomacales, así que es necesario controlar la dieta que llevan. Darles pequeñas porciones de comida varias veces al día, podría evitarles este tipo de problemas a su sistema estomacal.

Siempre hay que tener en cuenta que, la alimentación de este tipo de perros será mucho más costosa, en comparación con otras especies.

El Gran Danés es un perro considerablemente activo, los paseos y juegos deben formar parte de su rutina diaria, sin embargo, es preferible evitar actividades como subir y bajar escaleras.

Lo ideal para esta raza, es tener un jardín espacioso en el que se pueda recrear libremente, y después de hacer ejercicio, lo mejor es mantenerlos bien hidratados y proveerles las comodidades necesarias.

Enfermedades y Salud del Dogo alemán

Al igual que todas las razas de perros grandes, esta especie puede ser más propensa a sufrir de enfermedades específicas, mayormente relacionadas con la estructura ósea y articular. Además de algunos problemas gástricos, que dependen mucho del tipo de alimentación que lleven.

Los problemas de salud y enfermedades más comunes en este tipo de perro, son los siguientes:

  • Dilatación y torsión gástrica.
  • Cardiopatías.
  • Osteosarcoma.

La práctica de ejercicio de forma excesiva, también puede ocasionar ciertos trastornos óseos y musculares.

Su esperanza de vida oscila entre los 8 y 10 años. Con un método de cría responsable, donde el dueño se preocupe por los cuidados y necesidades del animal, estos pueden mantener una buena salud la mayor parte de su existencia.

Criaderos y precio del Gran Danés

Adquirir una mascota canina mediante un criador, es la opción más ventajosa, ya que en los criaderos certificados se aseguran de procrear cachorros que estén libres de enfermedades y que posean un carácter adecuado para el hogar y las familias.

El precio Gran Danés, al ser una raza grande y que requiere de muchos cuidados, puede variar dependiendo las características del perro o preferencias del criador. Usualmente, el precio de un cachorro Dogo Alemán, puede ser de 600€ en adelante.

Al tener una Gran Danés como mascota, siempre hay que tener en cuenta que esta es una raza que requiere de mucho esfuerzo, contacto, cuidados, ejercicio y comida. Quien desee adoptar a un ejemplar de esta raza, debe estar dispuesto a suplir todas sus necesidades.

10 Curiosidades sobre el Gran Danés

  1. Estos caninos eran el ejemplar perfecto para criar en la corte real, como perros de compañía.
  2. Se le llamaba Gran Danés en varios países con la intención de censurar el nombre Dogo Alemán, todo a causa de la rivalidad que existía entre Alemania y Reino Unido.
  3. Estando parado sobre sus dos patas, puede alcanzar una altura poco mayor a los 2 metros.  
  4. El famoso personaje canino conocido como Scooby Doo, es un Gran Danés.
  5. Tienen cierta tendencia a morder los muebles cuando se les deja solos o se aburren.
  6. Son animales muy inteligentes y con un buen instinto ante circunstancias peligrosas.
  7. Poseen un talento natural a la hora de convivir con niños, y siempre que se les respete, los infantes suelen ser su persona favorita en el hogar.
  8. No solo demuestran un gran respeto hacia los humanos y animales grandes, sino también a los perros y especies más pequeñas.
  9. A pesar de tener una apariencia intimidante, poseen un comportamiento amoroso y noble.
  10. Su pelaje adquiere un hermoso brillo cuando son peinados con regularidad.

Si te ha gustado conocer todo sobre el Gran Danés, el “gigante amoroso”, recuerda que puedes compartir esta información con todos tus amigos y familiares. También te invitamos a que nos comentes, ¿qué te gustó más de este artículo? Y ¿tienes alguna experiencia con esta raza canina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Configuración