Saltar al contenido

Calmar el celo en las gatas: ¿cómo ayudar a una gata en celo?

El celo en una gata es un proceso normal y natural, pero que también puede ser muy estresante para sus cuidadores.

A diferencia de otras especies de animales, las gatas tienen celos cada muy poco tiempo, y son mucho más ruidosas e inquietas, mostrando de forma mucho más eficaz la receptividad al macho.

El período de celo en una gata puede hacer que nuestro animal esté especialmente irascible, intranquila y constantemente llorando, maullando, e intentando escaparse.

Nuestras gatas de compañía pueden llegar a estresarse mucho e incluso sufrir al no tener posibilidad de escapar para encontrarse con un felino. Por este motivo, es recomendable tomar una serie de medidas para ayudar a nuestra gata en esos días.

¿Cómo tranquilizar a una gata en celo?

Mantener limpia su caja de arena

Es común que las gatas en celo orinen más frecuentemente y que además lo hagan por distintos rincones de la casa, de manera similar a cuando los machos lo hacen para marcar el territorio.

Para evitar que orine en cualquier lugar, lo recomendable es siempre tener cerca una caja de arena que esté muy limpia y evitar en lo posible el uso de productos de limpieza que contengan amoníaco.

En una tienda online para gatos podremos encontrar tanto el arenero como lechos de la mejor calidad para que nuestra gatita se sienta más cómoda durante ese periodo.

Mimarla especialmente

Es ideal que, como dueños, seamos mucho más afectivos con la gata durante esos días de celo, especialmente si ella misma reclama nuestra atención y mimos.

Simplemente acariciándola con cariño, peinando su pelaje de manera más constante y dándole atención cuando comience a maullar o ronronear, conseguiremos bajar mucho sus niveles de ansiedad.

Ponerle una fuente de calor

Hay gatas que parecen calmarse cuando se encuentran en una manta eléctrica o cerca de un generador de calor, ya sea una estufa o una botella de agua caliente o similares.

Es una buena opción para conseguir que se relaje y se encuentre cómoda.

Evita el contacto con los machos

No dejes que tu gata tenga ningún tipo de contacto, ni físico ni visual, con los gatos macho que residan en la zona.

Así evitaremos que inicie un intento de escape y que se desespere aún más por salir.

Hierba gatera

Existe una hierba conocida como “hierba gatera” la cual se dice que gusta mucho y calma a los gatos. Este producto se puede encontrar en una tienda online para gatos, tanto por sí sola como en el interior de juguetes para gatos y otro tipo de productos.

En el caso de las gatas en celo, a algunas les causa un efecto calmante y relajante, por lo que puede ser una buena opción. También es cierto que a otras gatas las pone más ansiosas, así que tendrás que hacer la prueba con la tuya.

Esterilización, la solución definitiva

La manera de deshacerse definitivamente de estos molestos comportamientos durante el celo es esterilizar a nuestra gata. Pero más allá de este motivo, que podría parecer algo frívolo, lo cierto es que evitar que nuestra gata tenga que pasar por estos días de mucha ansiedad y de frustración es también beneficioso para ella.

Además, la esterilización tiene otra serie de beneficios: reduce problemas de salud como los embarazos psicológicos, la piometra, el cáncer de mama y uterino y otros problemas urinarios; también evitamos que pueda darse un embarazo no deseado, que supondría un problema a la hora de decidir qué hacer con las crías.

Estas pensando en la esterilización de tu gata,
Este artículo te puede interesar >> Beneficicios de esterilizar a una gata

La mayoría de los veterinarios y expertos animales recomiendan encarecidamente la esterilización de las gatas, ya que no sólo es beneficioso para nuestro animal sino que ayuda a controlar las poblaciones felinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Configuración