Saltar al contenido

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?

Si tienes más de un gato en casa, sabes lo difícil que puede ser en ocasiones, que dos gatos se lleven bien. Cada uno demandará su atención a su manera y además son animales muy territoriales, por lo que hay que saber como actuar en ciertos procesos de adaptación.

Vamos a intentar ayudarte y darte algunos consejos y pautas de cómo hacer para que dos gatos se lleven bien y no morir en el intento.

Entender el comportamiento territorial de los gatos

Siempre se ha pensado que los gatos no tienen un comportamiento social y que es un animal independiente, pero esta teoría se ha confirmado totalmente errónea.

Una especie social o gregaria es aquella cuyos miembros forman una relación estable entre sí, como hacen los lobos en sus manadas.

Los expertos han aclarado que, durante años, los científicos creían que los leones eran los únicos felinos realmente sociales con una estructura jerárquica dentro de sus manadas.

Luego, se estableció que los guepardos y los gatos asilvestrados y salvajes tienen estructuras sociales únicas y dependientes.

¿Quieres saber más acerca de su comportamiento? Este artículo te puede interesar >> Todo sobre las jerarquías de los gatos asilvestrados

Si quieres que dos gatos se lleven bien, porque hay un nuevo integrante de la familia, tienes que entender cómo funciona su manera de relacionarse entre ellos. Los gatos domésticos son animales sociales y en la mayoría de las veces, necesitan establecer un orden jerárquico.

¿Los gatos se pelean por celos?

Los celos no son un sentimiento único de las personas tal y como lo conocemos. Los perros y los gatos también pueden sentir celos de otros animales a los que ven como competencia por el afecto de su dueño.

La forma más eficaz de reducir las peleas de celos entre gatos es duplicar la atención y los favores que les da cuando están solos. Al principio, no lo hagas en presencia del gato que más tiempo lleva en la casa, si sientes que no le gusta.

Por ejemplo, una buena práctica, cuando dos gatos estén cerca el uno del otro, es ofrecerles «premios» a ambos. Esto es un refuerzo positivo, y relacioanan su presencia con algo bueno.

Presentación adecuada de los gatos

No importa si los gatos son adultos, gatitos o una combinación de ambos, la forma de presentarse es exactamente la misma, en todos los casos, fomentar su seguridad entre ellos. Los gatos se comunican por el olor. Dependen de las feromonas, las sustancias químicas que liberan, para comunicars su estados de ánimo.

Si quieres que tus gatos se acostumbren el uno al otro antes de conocerse en persona, tendrás que poner un objeto de cada gato en el espacio del otro. También puedes frotar ligeramente al gato con una toalla o un paño cuando esté tranquilo y sea suave.

¿Quieres adoptar otro gato? Este artículo te puede interesar >> Todo sobre las cómo juntar a dos gatos

Dar tiempo a la adaptación y ten paciencia

Los gatos se acostumbran al olor del otro después de un tiempo, por eso al principio lo más recomendable es trasladarlos a habitaciones separadas. Empieza por introducir al gato antiguo en el espacio preparado para el nuevo miembro.

A continuación, déjalos solos un momento. Mientras tanto, deja que el nuevo gato salga del transportín y que se mueva libremente. Puede que descubras que no quiere salir de su zona de confort. Si es así, no lo fuerces y vuelve a intentarlo otro día. Tomando el tiempo necesario para que pueda acostumbrarse a su nuevo compañero.

Delimitar diferentes zonas para cada uno

En el momento en el que el nuevo gato se sienta cómodo en casa, sin el gato de la casa alrededor, enciérrelo en una habitación y ve a buscar al gato para ayudarles a explorar el nuevo espacio con calma. Como hemos dicho antes, si el gato más veterano no quiere participar o está inquieto y estresado, no le obligues.

Puedes repetir este proceso tantas veces como sea necesario, y recuerda el dicho popular: «el enemigo de la perfección es la prisa».

Introducir un nuevo gato en un hogar no es una ciencia exacta. Cada felino tiene un ritmo diferente de adaptación al cambio y, por esta razón, es importante respetar el ritmo y los límites de cada gato.

Algunos gatos pueden ser más tímidos o nerviosos que otros. Adapta sus sesiones de adiestramiento en consecuencia y mantén un ritmo lento y constante.

¿Quieres saber más acerca de su comportamiento? Este artículo te puede interesar >> Todo sobre cómo ayudar a tu gato a socializar

Si hay peleas entre gatos, actuar

Si tienes a dos felinos peleando repentinamente puedes tener varias acciones a tomar al respecto:

  • Si tu gato cambia repentinamente de comportamiento, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu veterinario para que le haga un chequeo completo. A menudo los gatos ocultan los signos de enfermedad hasta que están gravemente enfermos. Los cambios de comportamiento pueden ser un signo temprano de una emergencia médica.
  • Para evitar futuras peleas, puede que tengas que mantener a los gatos completamente separados mientras resuelves el problema. O, al menos, podrías mantenerlos alejados el uno del otro en situaciones que puedan provocar una pelea.
  • Empezar de nuevo desde cero. Es posible que se requiera la ayuda de un profesional para aplicar con éxito estas técnicas.
  • Cuando juegas con tu gato, uno de vosotros puede enviar una señal que el otro malinterpreta como un comportamiento agresivo. Asegúrate de dar a tus dos gatos muchas oportunidades de jugar
  • Hay empresas muy conocidas que venden productos para aliviar el estrés de los gatos. Ten en cuenta que ninguno de estos productos es una cura para todo, pero deben utilizarse como complemento, junto con las técnicas de modificación del comportamiento.
  • Si la pelea de ha iniciado, debes de intervenir y cortarla lo antes posible. Lo que hemos ganado en unas semanas, podemos perderlo en minutos. Sepáralos, pero no grites, ni castigues a ninguno. Supervisa su comportamiento cuendo estén juntos.

Separar areneros de cada gato

Los expertos en comportamiento felino aconsejan tener una caja de arena por cada gato más uno. En otras palabras, si tienes dos gatos, deberías tener tres cajas de arena.

Disponer de un número de cajas de arena adecuado a tu casa es imprescindible para evitar problemas de comportamiento de los gatos, como orinar o defecar fuera de la caja de arena, e incluso problemas veterinarios, como la cistitis idiopática felina.

A pesar de esto, no significa que sea una ciencia probada, y muchos hogares con varios gatos tienen menos cajas de arena, y no tienen ningún problema.

Respetar el carácter de cada gato (sumisión o dominancia)

Ya sabes que los gatos son animales territoriales con una jerarquía social en la que puede haber un gato dominante y otro sumiso. Como tal, debes respetar que establezcan sus propios territorios y relaciones. No fuerces estas posiciones y deja que ellos se relacionen de manera natural. Hay un dicho que dice «un gato, enseña a otro gato»

Esterilización como paso previo

Reduce los comportamientos sexuales y posiblemente violentos de los gatos. La esterilización en los gatos es un paso muy importante para una convivencia pacífica. Tanto si es macho como si es hembra.

Los comportamientos hormonales (relacionados con la sexualidad) pueden dar lugar a conductas agresivas en los machos, como el rociado de orina. Por otra parte, la esterilización de los gatos con acceso al exterior puede ayudar a prevenir las camadas no deseadas.

Comer y jugar juntos, pero no revueltos

Cada uno debe tener su propio cuenco y la comida debe servirse en habitaciones diferentes, al principio. De este modo, se evitan posibles conflictos. La comida es un recurso y como tal, puede ser un foco de conflicto.

El momento en el que los animales están cómodos, no es estrictamente necesario alimentarlos por separado. Sin embargo, siempre es conveniente vigilarlos cuando comen, porque no es bueno que un gato se coma la comida del otro. Esto también podría desencadenar un peleas entre ellos.

Premios o Sancks compartidos

Los premios y snacks, son muy útiles para que dos gatos que no se llevan bien, se empiecen a tolerar. Si cuando están juntos, no hay ningún conflicto, pelea, ni bufido, puedes aprovechar para darles esa chuche, que tanto les gusta, para reforzar ese estado de tranquilidad, a modo de recompensa.

Es importante tener en cuenta que hasta que no hay una socialización completa y existe conflicto entre los gatos, los primeros días es mejor no dejarlos juntos en casa, cuando no estamos.

¿Tu gato está nervioso? Este artículo te puede interesar >> ¿por qué se estresa un gato?

Porque nada garantiza que no se peleen cuando no estás cerca. Las peleas repetidas sin control, pueden llevar a gatos que no se toleran durante mucho tiempo.

Como siempre, el tiempo y poniendo en práctica estos consejos, puede hacer que finalmente dos gatos que no se llevan bien, puedan tolerarse e incluso acaben durmiendo juntos y abrazados. Los gatos nunca dejan de sorprendernos!

Configuración