Saltar al contenido

Mi Gato tiene Mocos y Respira mal. 10 Motivos

Valora y comenta este artículo!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Si tu gato tiene mocos y respira con dificultad, estamos ante un problema de salud, que puede tener muchas causas.

Sin entretenernos, vamos a ayudarte a identificar el origen, explicando brevemente las 10 motivos más habituales, así como algunos remedios caseros:

[adsense_contenido]

¿Por qué un gato puede tener mocos y respirar con dificultad?

Como hemos comentado, existen enfermedades, hechos y alergias, que pueden tener como consecuencia, la aparición de mocos y problemas respiratorios en los gatos, empezamos:

Infecciones respiratorias superiores

Imagina que tienes un fuerte resfriado, así es como se siente tu gato cuando tiene una infección respiratoria superior. Los gatitos callejeros o los que comparten su espacio con otros gatos tienen un mayor riesgo de contraerla. Los estornudos, la secreción nasal y la dificultad para respirar son señales claras de esta afección.

[display_contenido]

Sintomatología más importantes:

  • Estornudos frecuentes.
  • Secreción nasal y ocular.
  • Pérdida de apetito.
  • Letargo o debilidad.

Rinitis y sinusitis

Estas son inflamaciones que ocurren en la nariz y los senos paranasales del gato respectivamente, un poco como si tu gato tuviera una alergia perpetua. Pueden hacer que tu gato se sienta incómodo, con la nariz congestionada y problemas para respirar.

Sintomatología más importantes:

  • Nariz obstruida o congestión nasal.
  • Secreción nasal de color amarillo o verde.
  • Estornudos.
  • Dolor facial o hinchazón.

Alergias

Los gatos también pueden sufrir de alergias, como nosotros. Pueden ser sensibles a ciertos alimentos, productos químicos o al polen, lo que les provoca secreción nasal y problemas respiratorios.

Sintomatología más importantes:

  • Estornudos.
  • Picor en la piel, que puede resultar en lamido y rascado excesivo.
  • Secreción nasal clara.
  • Ojos llorosos o enrojecidos.

[display_contenido]

Cuerpos extraños

Imagina tener un guisante atascado en la nariz. Eso es lo que siente un gato cuando tiene un objeto extraño en su nariz, algo que puede causar secreción nasal y dificultades para respirar.

Sintomatología más importantes:

  • Estornudos frecuentes, a veces violentos.
  • Secreción nasal, a menudo solo de un lado.
  • Frotamiento frecuente de la nariz.
  • A veces, sangrado nasal.

Polipos nasales

Estos son crecimientos anormales que aparecen en la nariz o la garganta del gato. Pueden dificultar la respiración y causar secreción nasal, como si tu gato tuviera constantemente algo atascado en la garganta.

Sintomatología más importantes:

  • Dificultad para respirar.
  • Secreción nasal.
  • Ronquidos o respiración ruidosa.
  • Cambios en la voz o pérdida de la voz.

Asma

Al igual que los humanos, los gatos también pueden sufrir de asma, una afección pulmonar que les dificulta respirar.

Sintomatología más importantes:

  • Tos o sibilancias.
  • Respiración rápida o dificultad para respirar.
  • Apatía o letargo.
  • Pérdida de apetito.

Calicivirosis felina

Este virus (calicivirus en gatos) puede hacer que tu gato se sienta como si tuviera una gripe que nunca termina. Afecta el tracto respiratorio superior y causa síntomas como la secreción nasal y la dificultad para respirar.

[adsense_contenido]

Sintomatología más importantes:

  • Úlceras en la boca.
  • Secreción nasal y ocular.
  • Dificultad para comer debido a la boca dolorida.
  • Fiebre.

Infecciones fúngicas

Los hongos en gatos pueden ser muy agresivos. Algunos pueden alojarse en el sistema respiratorio de tu gato, como la aspergilosis, y causar secreción nasal y dificultad para respirar.

Sintomatología más importantes:

  • Estornudos.
  • Secreción nasal.
  • Sangrado nasal.
  • Inflamación alrededor de la nariz.

[display_contenido]

Tumores

Estos crecimientos anormales (tumores en gatos) en el tracto respiratorio o la nariz de tu gato pueden obstruir su respiración y provocar secreción nasal. La noticia preocupante es que pueden ser malignos, pero con un diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado, hay esperanza.

Sintomatología más importantes:

  • Sangrado nasal.
  • Dificultad para respirar.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Hinchazón en la cara o los ojos.

Enfermedades dentales

Sí, los problemas dentales también pueden afectar la respiración de tu gato. Una infección en un diente y encías de los gatos, puede extenderse al seno nasal y provocar secreción nasal y problemas respiratorios.

Sintomatología más importantes:

  • Mal aliento.
  • Salivación excesiva.
  • Dificultad para comer o pérdida de apetito.
  • Hinchazón facial o dolor en la boca.

Como ves, hay múltiples razones por las que tu gato podría estar teniendo estos problemas. Si notas alguno de estos síntomas, no dudes en llevarlo al veterinario para que pueda recibir el tratamiento adecuado.

Te puede interesar:

[display_contenido]

Remedios caseros que puedes hacer

Existen algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de problemas respiratorios en gatos, pero siempre es importante recordar que estos no deben nunca reemplazar la atención de tu veterinario de confianza, especialmente si los síntomas son graves o persisten.

Algunos de los remedios caseros en estos casos pueden ser:

  • Hidratación: Asegurarse de que tu gato esté bien hidratado puede ayudar a aliviar la congestión nasal y facilitar la respiración. Deja siempre a disposición agua fresca y limpia para tu mascota.
  • Ambiente libre de humo y polvo: Mantener el ambiente libre de humo de tabaco, polvo y otras sustancias irritantes puede mejorar los síntomas respiratorios. Esto es especialmente importante en gatos con asma o alergias.

[adsense_contenido]

  • Humidificación del ambiente: Un humidificador puede ayudar a aliviar la congestión nasal y facilitar la respiración en gatos con infecciones respiratorias superiores o rinitis.
  • Alimentación de alta calidad: Una dieta balanceada y de alta calidad puede fortalecer el sistema inmunológico de tu gato, ayudando a prevenir infecciones y otras afecciones de salud.
  • Baño de vapor: Si tu gato tiene congestión nasal, puedes llevarlo al baño y abrir la ducha con agua caliente para crear vapor. El vapor puede ayudar a abrir las vías respiratorias de tu gato.

Ten en cuenta que estos remedios pueden aliviar algunos síntomas, pero no curarán la causa subyacente del problema respiratorio de tu gato. Si tu gato muestra signos de mocos y que respira mal, debes llevarlo al veterinario lo más pronto posible.

[display_contenido]


Llegamos al final de nuestro artículo sobre los problemas respiratorios y de secreción nasal en gatos. Si has encontrado este artículo útil y ameno, te agradeceríamos que lo valoraras y lo compartieras con otros dueños de gatos.

Tu apoyo nos ayuda a seguir ofreciéndote contenido de calidad para ti y tu mascota. En FeelCats, nuestra misión es ayudar a mejorar la vida de los gatos y proporcionar a los dueños la mejor información.


Valora y comenta este artículo!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *