Saltar al contenido

¿Cada cuánto tiempo debo desparasitar a mi gato?

Los gatos son mascotas muy interesantes, muy cariñosos (lejos de lo que muchos puedan pensar) y que se adaptan perfectamente a la vida de los humanos. Seguro que, si estás en esta página, es porque tienes uno, varios, o conoces a alguien que sí vive con sus compañeros peludos.

Por eso, hoy vamos a hablar de algo muy importante que, en ocasiones, se olvida después de los primeros meses de vida: la desparasitación en gatos. Junto al calendario de vacunaciones, es imprescindible que mantengas las desparasitaciones de tu gato al día, y para ello no hay nada mejor que consultar con tu veterinario. Aun así, hoy vamos a darte unas pautas breves para que no te quede ninguna duda.

Los parásitos, algo común en gatos

Es cierto que los gatos son animales muy limpios, que en su mayoría mantienen una buena higiene e identifican fácilmente cuáles son sus ‘zonas de baño’. Pero, a pesar de esto, los parásitos siempre pueden atacar a nuestras mascotas, y luego te explicaremos algunos de los focos más comunes tanto dentro como fuera de casa.

La importancia de la desparasitación

Como puedes imaginar, desparasitar a un gato es muy importante, y debes recordar que podemos encontrar parásitos externos como garrapatas y pulgas; pero también parásitos internos como Dirofilaria en el corazón o gusanos intestinales. Para evitar que tu gato pueda tener ningún problema, es mejor prevenir que encontrarnos con una posible enfermedad grave.

¿Cuándo empezar a desparasitar a un gato cachorro?

Desde que son pequeños, con apenas seis semanas, los gatos ya pueden empezar su pauta de desparasitación. La forma más sencilla de hacerlo para ellos es a través de gotas, pero siempre consulta a tu veterinario para ver cuál es la mejor forma de proceder. Después, tendrás que seguir un sencillo calendario de desparasitaciones cada dos semanas hasta que cumpla los tres meses.

Ten en cuenta que un gato con esta edad todavía no ha desarrollado su sistema inmunitario al completo, por lo que es muy vulnerable a los parásitos (especialmente los internos). También a nivel externo debemos protegerlos de pulgas y garrapatas, para evitar el desarrollo de cualquier afección.

¿Cada cuánto tiempo desparasitar a un gato adulto?

Una vez que haya cumplido los tres meses de vida, no podemos dejar de proteger a nuestro minino, aunque haya mejorado sus defensas naturales. Su calendario de desparasitaciones puede depender de si se queda todo el tiempo en casa o sale a explorar al exterior, pero siempre debemos protegerlo.

Para las desparasitaciones internas, se recomienda al menos hacerlo dos veces al año, aunque es mucho más efectivo acortar los plazos a una desparasitación cada tres meses.

Este artículo de FeelCats te puede interesar >> Vacunar a un gato ¿cúando y por qué?

Esto te lo podrá definir mejor tu veterinario, ya que el uso de gotas, pastillas u otros elementos puede hacer que la temporalidad varíe.

Lo mismo ocurre con las desparasitaciones externas, donde encontramos varios productos que pueden utilizarse en un periodo diferente de tiempo. Vamos ahora a ver cuáles son los más comunes.

¿Cuántas formas de desparasitar a un gato existen?

Para las desparasitaciones internas, como ya hemos mencionado, lo habitual es una pastilla o unas gotas, incluso una pasta; que deben utilizarse cada tres o seis meses.

Para las desparasitaciones externas, encontramos tres tipos de productos diferentes:

  • Pipetas: Su uso aproximado de es una aplicación al mes, y debemos hacerlo sobre la zona alta del cuello siguiendo las indicaciones del producto.
  • Collares: Son de uso continuo, por lo que son ideales para gatos de interior que no se vayan a enganchar en ningún sitio. Eso sí, acostumbra a tu gato desde pequeño para que no se lo quite o le produzca molestias.
  • Sprays: Aunque pueden ser más económicos, también tienen menor efecto repelente y pueden ingerirse más fácilmente. Esto, unido a las posibles alergias, supone un riesgo a menudo innecesario.

¿Cómo pueden atacar los parásitos a tu gato?

Si tu gato es de los que nunca salen de casa, es posible que encuentre parásitos en la basura, en las plantas que tengas o en los insectos que entren por puertas y ventanas. También puedes traerlos tú del exterior en tus zapatos, bolsos o abrigos sin darte cuenta. Por supuesto, debes estar atento (y desparasitar y proteger) al resto de animales de la casa, ya que un perro (por ejemplo) sin protección también pondrá en riesgo a tu minino.

Este artículo de FeelCats te puede interesar >> qué es un antiparasitarios para gatos

Si, por el contrario, tu gato es un alma libre al que le gusta explorar el exterior, ten en cuenta varias cosas. Por un lado, es importante que lo castres, para evitar que fecunde a otras hembras y de esta manera proliferen las colonias desprotegidas (si es un macho) o que vuelva fecundada por un macho al que no conoces (si es una hembra. También debes tener cuidado con los atropellos, las peleas con otros animales o los robos.

Aun así, en cuanto a los parásitos, se los pueden encontrar directamente en los parques o calles de tu alrededor, especialmente de unos huevos del gusano Toxocara. También puede cazar ratoncillos, lagartijas u otros animales que estén infestados y transmitírselo al comérselos.

Configuración Cookies