Saltar al contenido

Gato Sphynx, Todo lo que no te han contado sobre él

30 mayo, 2018

Exótico, raro, bello, extraño… hasta con pinta de alienígena han llegado a definir a esta raza gatuna que se caracteriza por la “ausencia” de pelo. El gato sphynx o esfinge produce fascinación y curiosidad.

Origen del Sphynx

Parece que el Sphynx o gato Esfinge no es la primera raza de gatos que no tiene pelaje. Existen documentos históricos de principios del siglo XX en los que se habla de unos gatos pelados que se veían por Nuevo México.

Estos ejemplares, que fueron denominados como “sin pelo mexicano”, podrían haber sido, en un principio, propiedad de tribus indias procedentes de la zona norteamericana de Alburquerque.

sphynx-gato

Se sabe que posteriormente, sobre la década de los 50 del siglo XX, unos criadores obtuvieron varios gatitos “pelados” de una camada de siameses franceses. Se conoce que posteriores apareamientos de la misma pareja acabaron repitiendo ese resultado. No obstante, nunca más se obtuvieron gatos sin pelo de cruces entre otros siameses.

Algunos individuos surgieron en lugares tan dispares como tierras marroquíes, australianas, norteamericanas y canadienses. Esta última localización está más documentada. Al parecer hubo un par de gatos domésticos con pelaje corto que, en una de sus camadas, obtuvieron un gato “calvo“.

A partir de ese momento, en 1966, se comienza a experimentar con la cría destinada a producir gatos sin pelo. Ryadh Bawa se hizo con los dos animales que se cruzaron para obtener el gato sin manto y pidió ayuda a otras personas que se dedicaban a la cría.

gato-sphyxs-hembra

Sin embargo, cuando su trabajo consiguió que se incluyera en los estándares como Nueva Raza y Color, se le acabó por retirar el reconocimiento. Ocurrió en 1971 y la razón fue que los gatos que se obtenían no eran fértiles.

La raza que conocemos en la actualidad procede de un matrimonio de granjeros de Minnesota. En 1975 se dieron cuenta de que su gato normal había parido un gato sin pelo. Epidermis, que así fue bautizado el primer espécimen, fue cruzado un año después con otro “sin pelo” al que llamaron Dermis.

Acabaron en manos de un criador de Oregón. Él fue el encargado de comenzar el trabajo para que se desarrollara una nueva raza. Resulta fascinante saber que, casi a la vez, en Canadá, una criadora de siameses se encontró con tres gatitos callejeros sin pelo.

gatos-sphynx

Regaló uno, en 1983, a un médico holandés que lo cruzó con un Devon Rex blanco. La descendencia de estos cruces, más los de Minnesota y Oregón fueron los conocidos hoy en día como raza de gato Sphynx. Su falta de pelaje se debe a un gen recesivo. Para que se dé un gato de estas características se necesitan un par de genes. Por eso son tan escasos.

Características del gato sphynx

Esta raza gatuna no deja a nadie indiferente. Es amada y detestada a partes iguales. Para sus detractores es un animal carente de belleza. Sin embargo, quienes adoran a estos gatos afirman que son únicos, debido a la mutación espontánea de su genética.

gato-sphynx-en-adopcion

De todos modos, entre sus características principales está la de no tener pelo y esto no es así. El gato Sphynx o Esfinge es un gato con una textura como la de la piel de melocotón o la gamuza. Está recubierto de un vello muy fino y corto, prácticamente imperceptible a nuestros ojos y nuestro tacto, pero está ahí.

Es de tamaño mediano, aunque hay que especificar que existen dos variedades de Sphynx, una europea y otra norteamericana. Así que, dependiendo de ello, su longitud oscila entre mediano y medio-largo.

Fascina su apostura, gracias a la anchura de su pecho. Sin embargo, su barriga es redondeada, como si acabase de haber comido. Su cuerpo es duro y musculoso.

La cabeza, por lo general, es de talla mediana. No es una cara angulosa, más bien redondeada. La forma de su cráneo es un poco más larga que ancha, con una frente plana y pómulos salientes.

gato-sphynx-adulto

Las orejas son enormes, lo que da excusas a sus detractores para decir que es como una especie de murciélago. Son anchas en su basamenta y muy abiertas. No se caen ni hacia adelante ni hacia detrás. Su interior está completamente despoblado de vellosidad.

Los ojos del gato sphynx son muy grandes en comparación con el resto de su cara. Tienen forma alimonada, estirados hacia las orejas. Su mirada puede ser de muchos colores, aunque lo deseable es que se asemeje al del color de su abrigo. Tal vez los más llamativos sean los que tienen los ojos amarillos.

sphynx-gatos-esfinge

Posee una cola muy flexible, que se va estrechando conforme nos vamos acercando a la punta. Está muy proporcionada con el largo de su cuerpo y, a veces, presenta un mechón de pelos en su extremo.

Curiosidades

Se han descubierto vasijas precolombinas con representaciones de este animal. Aunque el gato egipcio en realidad sí tiene pelo, aunque sea tan fino y corto que no podamos de verlo.

La forma de su cabeza y esos ojos alimonados dicen que sirvieron de inspiración a Steven Spielberg para sus famosos extraterrestres.

gato-sphynx-curiosidades

Estudios indican que puede ser más propenso que otros gatos a contraer la inmunodeficiencia felina, el equivalente al VIH humano. Se transmite por mordedura de contagiados o por transmisión sexual.

Tampoco tienen cejas o pestañas, por lo que crían una especie de legaña, para proteger sus ojos. Los bigotes son más bien escasos y muy cortitos. Su cuerpo puede llegar a tener hasta cuatro grados más que otras razas.

Cuidados y enfermedades del gato Sphynx

El gato Sphynx necesita de una alimentación especial. Poseen un metabolismo muy acelerado que les sirve como regulador de su temperatura, algo muy necesario al no tener pelo corporal. Esta es la razón por la que precisan más cantidad de comida que el resto de razas de gatos.

De todos modos, es muy importante que seas tú quien se la administre. Si se la pones de una vez acabará devorándola. Busca una alimentación equilibrada, especial para gatos esfinge. Está complementada con más proteína y grasas.

enfermedades-gato-sphynx

Los esfinges sudan. Al hacerlo excretan una sustancia oleaginosa que les ayuda a mantener hidratada su piel. Ellos además no son gatos que gusten de acicalarse, así que tendrás que ser tú quien los asee.

Es recomendable un baño al mes. De todos modos debes ser tú quien esté pendiente de cuánto se ha ensuciado tu gato sin pelo, para proporcionarle la higiene que necesita y que no tenga infecciones en la piel. Limpia bien los pliegues y entre sus arrugas.

cuidados-gato-sphynx

Ya te comentábamos que el gato egipcio no tiene pestañas, por lo que es necesario que estés pendiente de sus ojos. Compra productos especiales para su limpieza y ten siempre en cuenta que es una zona muy delicada. Para quitar el exceso de legañas y cualquier sustancia que les moleste, puedes utilizar suero salino y gasa.

La falta de pelo en sus orejas las deja completamente desprotegidas. Es necesario que también aprendas a limpiar sus pabellones auditivos, muy dados a acumular cera, grasa y ácaros.

Para hacerlo basta con que líes una gasita alrededor de tu dedo y lo introduzca en sus orejas, frotando con mucha delicadeza.

sphynx

Cuidado con la temperatura de la casa y con las salidas al aire libre. Estos gatos están “desnudos”. Su temperatura corporal suele estar hasta 4° por encima de la media. Tienes que procurar que no sobrepase los 20°.

Cuando esté en el exterior, procura que no esté expuesto al sol. Su piel es muy delicada y se quema con mucha facilidad. Estate pendiente de que no le dé un golpe de calor.

En invierno, en cambio, son muy sensibles al frío. Es bueno que uses ropa para gatos y que dejes algunas mantas en su cama, para que se refugie si lo necesita.

En cuanto a las enfermedades, el gato esfinge puede ser propenso a la sarna. Debido a una mala higiene y cuidados de su piel y sus pliegues. También suelen afectarles algunas alergias que le pueden provocar erupciones en la piel.

gato-sphynx-cuidados

Al igual que otros gatos, hay que tener cuidado con el coronavirus felino, la peritonitis infecciosa y la cardiomiopatía hipertrófica.

Para mantener a tu gato sano y feliz es recomendable una visita al veterinario cada seis meses y seguir todos los consejos para una buena alimentación e higiene del animal. Puede llegar a vivir más de 15 años.

¿comprar o adoptar un gato Sphynx?

En FeelCats siempre recomendamos adoptar, sin importar la raza o procedencia sea Sphynx o un gato callejero, hay muchos gatos esperando una oportunidad en protectoras y refugios de tu ciudad. Pero, si te decides a comprar un gato sphynx, su precio ronda entre 500 € y 1000 €. Debes asegurarte muy bien de que compras a criadores de calidad y responsables, que posean todas las certificaciones y las garantías para que sea una animal bien tratado. ¿cómo puedes asegurarte de que esto es así?

gato-sphynx-comprar

Un criador debe:

Responder vuestras dudas, asistir a exposiciones y conocer bien la raza.

– Es bueno que tenga referencias de otros criadores.

– Sus animales deben estar inscritos en el Libro de Orígenes Español (LOE) y el pedigree regulado.

– Procurad que entregue al animal con el chip, las vacunas, la cartilla del veterinario, desparasitado…

– Por último, el animal precisa estar con su madre un mínimo de dos meses, así que no tengas prisa por llevarte a tu gato sphynx y desconfía si quieren hacerlo.

Te hemos hablado del gato Sphynx, pero nos gustaría saber tu opinión sobre ellos. Anímate a compartirlo en los comentarios de este artículo y comparte con el miaundo, si te ha gustado y te ha aportado información interesante.