Saltar al contenido

Otitis en perros ¿qué es? ¿cómo evitarla?

marzo 8, 2019
otitis-perros

Las afecciones del oído pueden complicar la vida de un perro, por eso es importante que sepas reconocerlas. En este artículo aprenderás sobre la otitis en perros, síntomas y su tratamiento, y podrás ayudar a tu mascota a tiempo si llega a tener algún problema.

Otitis en perros, ¿qué es?

La otitis es una enfermedad muy común en los perros, estimándose su incidencia en un 20% ó más de la población canina. El rasgo que la distingue es la inflamación de una o más partes del oído.

Según el área que afecte, la otitis se divide en interna o externa.

Otitis interna canina

La otitis interna provoca la inflamación del interior del tímpano, perturbando los conductos, la cóclea e incluso las estructuras nerviosas colindantes o anexas.

El oído interno del perro contiene las estructuras nerviosas que remiten el sonido al cerebro y que son responsables del equilibrio. La progresión de la enfermedad en estas áreas sensibles podría derivar en sordera.

También existe una otitis media que causa perturbación en la bulla timpánica, una delicada membrana vecina a los pequeños huesos yunque, martillo y estribo.

Otitis externa en los perros

La otitis externa en los perros, es la más fácil de detectar porque los síntomas incluyen manifestaciones visibles y no solo fiebre o cambios en el comportamiento.

Es la que presenta mayor frecuencia y afecta la zona del canal auditivo que va del tímpano hacia afuera, así como el pabellón auricular. También es la más fácil de curar, pero tratada a destiempo, la infección podría traspasar el tímpano y progresar a una otitis interna.

Síntomas de la otitis en perros

  • Caída del pelo alrededor de las orejas.
  • Muestras de dolor en el área de las orejas.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Rascado intenso y constante de las orejas; en especial si provoca sangrado.
  • Pus y otras secreciones del oído, fétidas y oscuras.
  • Costras, úlceras o cicatrices en el oído externo.
  • Babeo excesivo; esto puede ser síntoma de la otitis media.
  • Irritación y hasta agresividad cuando el perro advierte la intención de tocarle las orejas.
  • Malestar general.
  • Sacudidas persistentes y ladeado atípico de la cabeza.
  • Movimiento de los ojos hacia los lados.
  • Pérdida del sentido del equilibrio.
  • Desplazamiento en círculos.
  • Fiebre.

Estos síntomas pueden aparecer de manera súbita o paulatina en el perro. Ante la presencia de cualquiera de ellos, lo mejor que puedes hacer es recurrir a un centro veterinario para que realicen un correcto diagnóstico.

No es conveniente que apliques ningún tratamiento sin consultarlo con un veterinario, incluso si el medicamento fue recetado en ocasiones anteriores y hubiera dado buenos resultados.

Causas de la otitis canina

En la infección por otitis en los perros, hay causas primarias, que son las desencadenantes directas del cuadro clínico, y secundarias, que harán que se desarrolle la enfermedad si hay predisposición a padecerla.

Las causas primarias más frecuentes son:

  • La infección bacteriana por agentes como Staphylococcus, Pseudomonas aeruginosa o Proteus que colonizan y proliferan en el canal auditivo, provocando la inflamación.
  • La infección fúngica por efecto de hongos como la Malessezia pachidermatis.
  • La infección parasitaria por ácaros de la sarna.
  • Traumatismos inducidos por mordeduras o el rascado brusco.
  • Alergias alimentarias y dermatitis atópica.
  • Sustancias irritantes o inadecuadas para la higiene del oído, como el alcohol o el agua oxigenada, restos de jabón o agua sucia.
  • Cuerpos extraños que se incrustan en el oído del perro, como pequeñas ramas, restos de semillas, algodón de los bastoncillos…
  • Problemas de queratinización, desórdenes endocrinos, tumores e hipotiroidismo.

Factores predisponentes

Las causas secundarias se conocen también como factores predisponentes. Y estas causas secundarias pueden ser:

  • La humedad excesiva del conducto auditivo de perros que a menudo toman baños puede favorecer el desarrollo de hongos y bacterias.
  • Estrechez de los conductos auditivos.
  • Enfermedades sistémicas que perturban el organismo del perro.
  • Altas temperaturas; razón por la que la mayoría de las infecciones se da en primavera y verano.
  • Contacto habitual con el agua, por vivir en un ambiente favorable para ello o por dedicarse el perro a labores en el agua, como la caza en ciénagas y balsas o como salvavidas auxiliar.
  • El pelo largo y las orejas caídas que impiden el paso del aire, ya que crean un microclima ideal para la proliferación de bacterias y hongos.
  • Obstaculización del conducto auditivo por tumores o pólipos.

Factores perpetuantes

Son los agentes, en especial hongos y bacterias o cuadros como la fibrosis, la calcificación, la hipertrofia del epitelio, el desarrollo de otitis media y errores en el tratamiento que agravan la enfermedad e impiden su curación definitiva.

Perros con riesgo de padecer otitis

Todos los perros son víctimas potenciales de la otitis, pero algunas razas son más proclives a sufrirla.

Los perros de orejas pendulantes o caídas airean menos sus tímpanos que razas de orejas rectas, lo que favorece la acumulación de patógenos. La otitis es muy frecuente en razas como el cocker spaniel, el bulldog, el yorkshire terrier o teckely en perros con conductos auditivos estrechos como el shar pei.

Tratamiento de la otitis en perros

En caso de que hayas notado algunos de los síntomas citados en tu perro, o si tu mascota es de las razas más propensas a padecer esta enfermedad, te preguntarás cómo curar la otitis en perros.

El tratamiento depende de la causa, y así puede ser antifúngico, antibiótico o acaricida. Un tratamiento antibiótico no debe extenderse por menos de cuatro semanas, y cualquiera sea la naturaleza de la infección, el tratamiento se hace acompañar con dietas y baños con un champú prescrito por un especialista.

Un alto porcentaje de los casos amerita la combinación de remedios orales y gotas para otitis en perros, como la ivermectina.

¿Se puede prevenir la otitis?

La otitis en perros es prevenible siempre que no sea consecuencia de otra enfermedad. Las otras causas pueden evitarse con una higiene adecuada.

Debes tener en cuenta sus oídos a la hora de bañarlo y revisarlo de manera regular, en especial si tu perro es de una raza propensa a sufrir esta afección, o por el ambiente en que vive o actividad que realice esté en situación de riesgo.

Recomendaciones

La mejor medida de precaución para la otitis en perros es asear los oídos para que permanezcan limpios y libres de pelo.
La limpieza del pabellón debe hacerse por lo menos una vez a la semana, retirando la suciedad de preferencia en seco con una gasa. También es importante secar los oídos después del baño y cerciorarse de que no haya ninguna materia extraña ni acumulación excesiva de cerumen en ellos.

Esperamos que este artículo informativo sobre la otitis en perros, te haya resultado interesante y no dudes compartirlo en tu red social favorita, para ayudar a otras personas a prevenir esta enfermedad.

¿Quieres saber más sobre el mundo de los perros? 

Suscríbete al Blog! y estarás al día en:

Salud, Comportamiento, Cuidados, Diversidad, Curiosidades, Noticias

Invalid email address

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *