Saltar al contenido

Sarna en Gatos. Causas, síntomas, tratamientos y prevención

16 julio, 2018

La sarna en los gatos es una enfermedad que se da en la piel. Es altamente contagiosa y por esta razón es recomendable que apenas se tenga sospecha de que un gato presente síntomas, debes llevarlo inmediatamente al veterinario. Con el fin no solo de diagnosticar y dar tratamiento, sino también de prevenir que se contagien otras mascotas que puedan habitar el hogar.
En la medida en la que avanza te contaremos más información acerca de la sarna en gatos. Que es, cuales son los tipos de sarna, sus síntomas, tratamiento, consejos para prevenirla y más.

Causas de la sarna en gatos

La sarna en los gatos, es causada por los ácaros, que son animales muy pequeños, casi microscópicos, con una apariencia similar a la una araña. Es bastante contagiosa y puede transmitirse por medio del contacto físico con un gato previamente infectado. Sin embargo existen diferentes tipos de ácaros los cuales desarrollan tipos de sarna diferentes.

Tipos de ácaros causantes de sarna en gatos

Existen 4 tipos de ácaros que causan sarna en los gatos. Y por ende también 4 tipos de sarna diferentes que puede presentarse y manifestar síntomas diferentes.

●  Ácaro Notoedres Cati: Este tipo de ácaro solo afecta a los gatos y además produce el tipo de sarna más común en los felinos. En un comienzo solo afectan la cabeza y las orejas del gato, pero más adelante pueden ir afectando todo el cuerpo. El tipo de sarna producida por este ácaro lleva el nombre de Sarna Notoédrica
●  Ácaro Otodectes Cynotis: Este es el ácaro causante de la otitis en los felinos. No es un ácaro que solo afecte a los gatos, pues también puede afectar a los perros. Y el tipo de sarna producida por él lleva el nombre de Sarna Otodécticaes
●  Ácaro Cheyletiella blakei: Este tipo de ácaro se distingue de los demás porque es similar a la caspa. Incluso en ocasiones por falta de conocimiento su efecto puede pasar desapercibido y tomado como una simple caspa. Este tipo de ácaro produce la Sarna Queiletielosis. Aunque es llamada por algunas personas como caspa caminante.
●  Ácaro Demodex Cati: Este tipo de ácaro es mayormente común en casos de sarna en perros, aunque también suele afectar a algunos gatos. Producen un tipo de sarna conocido como Sarna Demodécica, la cual es la menos contagiosa de las 4 anteriores, pues los ácaros se alojan en los folículos pilosos del animal.

Síntomas de la sarna en gatos

A pesar de que existen diferentes tipos de sarna en gatos, a continuación nombraremos los síntomas principales que suelen presentarse en la mayoría de los casos con el fin de que estés alerta si ves alguna señal de estos en tu gato.

●  Erupciones en la piel
●  Irritaciones
●  Comezón intensa
●  Ardor en la piel
●  Pérdida de pelo
●  Pérdida de peso
●  Ánimo decaído
●  Enrojecimiento de la piel en las zonas afectadas
●  Heridas y costras cutáneas.
●  Mal olor en las heridas.

Tratamientos para combatir y prevenir la sarna en gatos

Inicialmente si tienes sospechas que tu gato está padeciendo esta enfermedad, debe ser llevado al veterinario para ser examinado y diagnosticado para empezar un tratamiento adecuado. Según el tipo de sarna y el estado de gravedad en la que se encuentre.
El primer consejo que se debe dar para empezar un tratamiento contra la sarna, es que el gato afectado debe ser aislado de las demás mascotas e incluso personas del hogar. Pues la enfermedad puede ser transmitida tanto a animales como a seres humanos.

Todos los objetos pertenecientes al felino como camas, almohadas, cojines, juguetes, comederos e incluso las zonas donde más permanezca deben ser lavadas y desinfectadas. Además durante la realización de los tratamientos evita que tu piel tenga contacto directo con tu gato. Debes usar guantes y lavar diariamente los objetos usados para su cuidado.

Posteriormente al diagnóstico, el veterinario procederá a aplicar los antibióticos, tanto intravenosos como cutáneos. Y el tiempo del tratamiento durará dependiendo del grado de gravedad en el que se encuentre el paciente.
También existen algunos remedios caseros, como el vinagre blanco, el azufre, acido bórico y aceites esenciales o extractos de plantas como orégano, poleo y romero. Sin embargo, recomendamos que antes de aplicar algo sobre la piel de tu gato consultes previamente con un veterinario experto.

Prevención de la sarna en gatos

La mejor forma de evitar el tener que combatir una enfermedad como la sarna en tu gato, es aplicar métodos de prevención. De esta forma contribuirás a el mantenimiento de la salud de tu gato aplicando los siguientes consejos:

●  Higiene: Procura estar al pendiente no solo de la higiene corporal de tu gato. Sino lavar y desinfectar periódicamente sus cobijas y su cama. Con el fin de eliminar cualquier parásito que pueda estar habitando allí.
●  Pipetas: Es importante desparasitar a tu gato regularmente. Sin embargo, consulta a tu veterinario para suministrarle el desparasitante adecuado según su edad y peso.
●  Tabletas: Otra forma de desparasitar a tu gato pero de forma oral.
●  Uso de baños secos antiparasitarios: Además de shampoo y jabones para combatir los parásitos también puedes usar un baño seco que proteja la piel de tu gato.
●  Vacunas antiparasitarias: Inyectables anti parásitos que mantienen prevenido a tu gato.
●  Visitas al veterinario: Es importante que estés al pendiente de comportamientos extraños en tu gato. Por ejemplo si ves que se esta rascando mas de lo normal, si ves algún tipo de brote o dermatitis en su piel e incluso si lo ves bajo de animo. Con el fin de que en caso de que este presentando síntomas de sarna, la enfermedad sea detectada y tratada a tiempo.

Esperamos que este artículo te pueda ser útil en tu búsqueda de información sobre “La sarna en gatos” y no olvides que lo primero es la prevención para protegerlo de contagiarse de cualquier enfermedad. Además, te invitamos a que compartas este artículo en redes sociales.