¿Sabes por qué ronronean los gatos?

Muy a menudo nos preguntamos cómo ronronean los gatos y porqué lo hacen. Ese sonido tan especial, puede tener significados muy distintos, ya que al mismo tiempo que está asociado a una sensación placentera del gato, puede también deberse a dolor o miedo.

Todavía no hay una explicación científica clara a como se produce el ronroneo de los gatos, pero parece haber 3 teorías que ganan fuerza:

  • Se produce en unas, no desarrolladas, cuerdas vocales.
  • Por vibraciones de los músculos de las paredes de la laringe al respirar y expirar.
  • Por la vena cava superior del gato.

Si bien el cómo ronronean es motivo de curiosidad, quizá lo sea más, saber cuáles son los motivos que le llevan a emitir ese cálido y curioso sonido.

Se cree que cuando los gatos son muy pequeños, la madre emite este sonido para calmarlos, para transmitirles de manera sonora, que todo va bien, que hay seguridad y no tienen que tener miedo. Este sonido es también emitido por los gatitos bebés, para reafirmar este comportamiento y se establece así una comunicación desde el principio.

Pero el ronroneo tiene además otra misión y no es otra que ayudar a generar endorfinas, que funcionan como neurotransmisores y que producen una sensación de bienestar.

En los gatos adultos, este comportamiento es muy posiblemente recordado y muchos gatos siguen ronroneando cuando quieren llamar la atención o simplemente cuando están a gusto con las personas y necesitan trasmitir ese sentimiento de tranquilidad.

Pero el ronroneo no siempre tiene que ver con estados de felicidad o calma. Se ha comprobado que muchos gatos, ante situaciones de dolor, ansiedad e incluso cercanos a la muerte, emiten ronroneos. Es posible que sea una manera de regular su organismo y entrar en un estado de calma, generada por ellos mismos, con efectos analgésicos y calmantes en la liberación de estas endorfinas.

 

En todo caso, es un hecho científicamente comprobado que el ronroneo produce los siguientes efectos en los humanos:

  1. El ronroneo de un gato baja la presión sanguínea.
  2. Ayuda a estimular a nuestro sistema inmunológico, por su efecto antiestrés.
  3. La frecuencia de vibración del ronroneo puede ayudar a sanar músculos y tejido blanco.
  4. Mejora la salud de nuestros huesos, pues sus frecuencia (entre 20 y 50 herzios) ayuda a la regeneración del tejido óseo.
  5. Te hacen liberar endorfinas, lo que te hace estar más a gusto y relajado.
  6. El efecto tranquilizador que produce ayuda a que los dueños que conviven con gatos, tengan un 35% menos de posibilidades de tener un ataque cardíaco.

 

Como ves, los ronroneos son algo buenísimo y debes sentirte afortunado si tu gato siente que eres merecedores de los suyos. Ya sabes un poquito más del por qué ronronean los gatos y los beneficios que tienen.

Y tu gato, ¿cuánto y cuándo te ronronea?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *