Saltar al contenido

Scottish Terrier, 13 curiosidades del perro escocés

El Terrier Escocés, también conocido como Scottish Terrier, sobresale por su imagen inusual y carácter. Sin duda, su singular aspecto físico, empezando por su inimitable cara, resulta muy llamativo para todos los que somos amantes de los canes.

Pero has de saber que su carácter también lo hace muy apreciado. Así que a continuación te vamos a contar los rasgos menos conocidos de estos animales. Estamos seguros de que, cuando tengas más información acerca de este perro, crecerá tu interés por sus costumbres.

Por lo tanto, te aconsejamos que sigas leyendo las 13 curiosidades del perro Escocés o Scottie. Toma nota de ellas.

terrier escocés, toda la información sobre este perro

La cabeza del Scottish Terrier

Una de las primeras cosas que llamará tu atención sobre este perro es que su cabeza, en comparación con el resto de su cuerpo, es bastante grande.

De hecho, su hocico alargado lo convierte en un perro muy reconocible. Ya que si lo comparas con el resto de su cuerpo, es muy largo.

Scottish terrier blanco y todos los colores del terrier escocés

Además del Scottish Terrier blanco, vas a poder ver a este perro sobre todo con tonos de pelaje trigo, negro e incluso de cualquier color asociado al atigrado.

scottish terrier de color blanco
No, no es un caminante blanco, es el Scottish Terrier

Scottie, con barbita de lo más interesante

¿Qué puede quedar mejor con un hocico alargado? Pues sucede un poco como con las personas cuando se dejan perilla. En este caso, estos animales tienen una barba que les da una gran personalidad y, por qué no, una raza de perro, con cierto toque aristocrático.

Terrier Escocés atigrado

Y él con esos pelos…

Aparte de la barba, se trata de perros muy peludos, por lo que tienes que estar muy encima de sus cuidados.

Tendrás que arreglarles las dos capas de su pelaje cada tres o cuatro días, ya que desharás los molestos enredos y evitarás las peligrosas bolas de pelo. Cada tres o cuatro meses es una buena idea que pase por la peluquería canina.

perro de la raza terrier escocés de color negro
El perro escocés, tiene una característica barba peluda

¿Origen del Terrier Escocés?

Como su propio nombre indica, proceden de Escocia, aunque también han habido variedades inglesas de la raza. De hecho, durante algunos tiempos han sido las que han tenido una mayor fama.

A principios del siglo XV ya empiezan a documentarse sus andanzas. Pero, sobre todo, te interesará que el antecedente principal de esta raza lo encontramos en la zona de Aberdeen.

¿A qué se dedicaban preferentemente?

Fueron criados por los granjeros y agricultores escoceses para cazar pequeños animales que eran peligrosos para sus cosechas o ganados. Nos referimos a animales como las ardillas, los tejones o los ratones.

Por consiguiente, hacen gala de un afinado instinto cazador, aunque hayan sido domesticados.

perro adulto barbudo, sentado en el parque

¿De dónde procede la denominación Terrier?

Pues básicamente de esa costumbre cazadora, ya que para sacar a diversos animales de sus escondrijos tenían que escarbar en la tierra. Ten en cuenta que muchos, como los tejones, viven en cuevas, grutas o nidos.

Por tanto, toman su nombre de una de sus características más singulares, la de escarbar en la tierra.

El perro Escocés, un comportamiento leal

Estas mascotas son fieles a sus amos. El Terrier Escocés tiene un carácter territorial y que, pese a que se le considera un perro independiente (relacionado con su espíritu cazador), son muy nobles y cariñosos con sus amos.

Los puedes dejar en casa, pero no aislados ni durante mucho tiempo. No dan mucho cariño, pero van a defender a sus propietarios hasta las últimas consecuencias.

perro escocés con collar naranja, que tiene forma de hueso
A pesas de su tamaño, son perros de mucho carácter

Cuidado, le encanta cazar…

Como el instinto depredador sigue vivo entre estos animales, te conviene prestar una gran atención a su adiestramiento. Pueden ser agresivos con los perros de su mismo género y van a seguir teniendo la tendencia de cazar pequeñas alimañas.

Salud del Terrier Escocés

Por otro lado, te va a convenir ser cauto con las enfermedades que pueda padecer. En primer lugar, has de saber que es uno de los perros más propensos a sufrir cánceres.

Cánceres como el intestinal, de vejiga, de mama, de piel y de estómago. En cuanto al resto de dolencias que tienen prevalencia en estos animales, destacamos las siguientes: alergias de piel, enfermedad de von Willebrand, problemas articulares mandibulares y de columna y luxaciones patelares.

dos scottish terrier de color blanco y negro

¿Cuáles son los perfiles idóneos para sus amos?

Aunque la lealtad del Terrier Escocés lo hace aconsejable para cualquier amante de los perros, es un animal especialmente recomendable para las personas que gustan de sacar a sus animales como acompañantes de sus planes al aire libre.

Recuerda que, por sus condiciones cazadoras, a este perro le encanta jugar y hacer actividades físicas. De hecho, vale la pena que lo estimules a llevarlas a cabo, ya que estos planes le servirán para aliviar el estrés que pueda acumular si se queda mucho tiempo en casa.

Scottie , sentado en la hierba

Un animal muy coqueto el Terrier Escocés

Como la imagen de estos perros tiene una gran personalidad, no te ha de extrañar que estas mascotas sean muy apreciadas en los certámenes de belleza. Aunque su fama ya no es la misma que antes de mediados del siglo pasado, siguen siendo muy valorados, por ejemplo, en los concursos de peluquería canina.

Ten en cuenta que su pelaje y sus barbas permiten lucirse a quienes los preparan. Desde que la variedad Aberdeen empezó a ser reconocida como la principal, han sido numerosos los cuidadores que se han esmerado a la hora de criar los ejemplares más valiosos.

Unas formas muy robustas

Por último, volvemos a su físico. Además de su característica cabeza, este animal destaca por su fortaleza. Aunque veas que tiene las patas cortas, se mueve de una manera muy enérgica.

dos perros negros, pequeños, scottish terrier, de paseo

Es habitual su posición de alerta con la cola levantada. Su tono muscular, por lo tanto, le permite moverse con una gran agilidad. Asimismo, su mandíbula es poderosa. Eso sí, cuando son cachorros les puede llegar a doler.

En definitiva, el Scottish Terrier o Terrier Escocés es una raza de perro que va a llamar la atención de quienes se crucen con él y te va a ofrecer un comportamiento que va a sobresalir por la fidelidad que te demostrará mediante sus cuidados.

¿Quieres saber más sobre ellos? 

Suscríbete al Blog nº1 y estarás al día sobre todo lo relacionado con:

Salud, Comportamiento, Cuidados, Diversidad, Curiosidades, Noticias

Invalid email address