Saltar al contenido

Lhasa Apso

El Lhasa apso es un hermoso perro de pelo largo que se ha ganado los corazones de las personas debido a su pequeño tamaño y la increíble similitud con el pastor inglés. Hoy vamos a conocer sobre esta raza de perro, que pese a su tamaño puede ser tan valiente como un perro grande.

Origen

Esta raza es originaria de Lhassa una ciudad que se encuentra situada en el Tíbet, se criaron para realizar labores como perros de guardia en los monasterios de este lugar.

En estos monasterios habían dos tipos de guardianes, lo que cuidaban las zonas de fuera (los Mastín Tibetanos) y los que cuidaban dentro (los Lhasa apso).

Además de ello, esta raza también era empleada como un regalo, dado a aquellas personas importantes que visitaban el país desde otras latitudes.

En el Tíbet, estos perros son aun conocidos con el nombre de “Abso Seng Kye”, que tiene un significado similar a “perro león centinela”.

Se cree que el término de “león” se debe a que poseen abundante pelo, similar a una melena, o quizás debido a la valentía y coraje que esta pequeña raza demuestra.

En la actualidad, esta raza es criada como perros de compañía. Su pelaje largo y abundante siempre lo ha protegido del fuerte frío e inclemente sol del Tíbet, pero, hoy en día, su pelaje solamente simboliza lo atractivo de esta pequeña raza.

Características del Lhasa Apso

La cabeza de esta raza de perros se encuentra cubierta completamente de pelo, este, llega a cubrir sus ojos y además forma un bigote y barba bien definidos. Posee un cráneo un poco estrecho y con la forma de una manzana.

La unión de su cabeza con el cuerpo se realiza por medio de un cuello fuerte y perfectamente arqueado. Posee un hocico corto, si lo comparamos con la longitud de su cráneo, el mismo, tiende a ser recto y su nariz es de color negro.

Los Lhasa apso poseen ojos oscuros, con un tamaño medio y de forma ovalada. En el caso de sus orejas, las mismas son caídas y se encuentra tapadas por completo de flecos de pelo.

Poseen un cuerpo alargado (más largo que alto) completamente cubierto de un pelaje largo y abundante. Tiene una línea superior definida y recta junto con un lomo bastante fuerte.

En cuanto a sus patas, las delanteras se encuentran en posición recta mientras que las traseras poseen un correcto ángulo.

El pelaje de esta raza es bastante largo, que puede llegar a ser similar a un manto, su textura es dura y el mismo cubre por completo el cuerpo del animal cayendo hasta el suelo.

Posee una cola alta, que por lo general, siempre lleva sobre su espalda, sin embargo, no presenta una forma similar a la de un asa. Por lo regular, la cola siempre se encuentra doblada hacia uno de los extremos, y está cubierta con una gran cantidad de pelaje en forma de flecos.

Son perros que pesan entre 6 y 7 kilogramos aproximadamente, mientras que su tamaño, no sobrepasa los 25 centímetros de alto.

Variedades

Según la Federación Cinológica Internacional, los colores más populares de esta raza son los tonos dorados, blanco y color miel, sin embargo, también son aceptados los siguientes:

  • Gris oscuro
  • Humo
  • Pizarra
  • Negro
  • Marrón
  • Combinaciones de varios de los mencionados

Además de la variedad de colores, podrás optar por uno que tenga el pelo largo (hasta llegar al suelo), medio o los lhasa apso de pelo corto. Esto va a depender de tu gusto y de la cantidad de tiempo disponible que tengas para su mantenimiento, pues mientras sea más largo, requerirá más cepillado y cuidados.

Cuidados

Como todos los perros, el Lhasa apso también requiere de cuidados (alimentación, actividad física y más), además, debido a su pelaje, va a requerir un cuidado un poco más exhaustivo, sin embargo, no es algo que deba preocuparte, pues es muy sencillo.

Alimentación

Estos perros suelen ser un poco selectivos con lo que van a comer. Por ello, es necesario que se les mantenga una dieta rica en proteínas y en grasas. De esta forma, ayudamos a que su piel pueda soportar el peso que ejerce el doble manto de su pelaje, especialmente para aquellos con el pelo largo.

Además de esto, se debe tener un especial cuidado con la dentadura de estos perros, la cual debe ser cepillada una vez cada dos días (como mínimo) y siempre hacer una revisión de sus encías. Recuerda siempre hacer uso de productos específicos para perros y los que son para humanos.

Cuidados del pelo

Será necesario que a estos perros se les haga un cepillado diario. En cuanto al baño, este puede realizarse una vez cada 3 o 4 semanas, dependiendo de qué tan sucio esté.

Una de las opciones más recomendadas para esta raza es que se le lleve a un peluquero de manera constante, debido a que para mantener su pelaje en un estado óptimo, será necesaria la ayuda de un profesional.

Otra de las opciones, y a la que más recurren los dueños de estos perros, es cortarles el pelo, de forma que, su mantenimiento sea mucho más sencillo y se pueda realizar en casa, teniendo así un Lhasa apso de pelo corto.

Ejercicio y actividad física

Como ya lo hemos mencionado, el Lhasa apso es una raza muy resistente pese al tamaño diminuto que tiene. Por ello, disfrutan de ir a caminatas con sus dueños e incluso, expediciones o salidas a lugares abiertos, donde puedan realizar actividad física y aprovechar un buen día.

Esta raza de perros es ideal para aquellos deportes caninos que requieren que ejecute órdenes y realice ejercicios básicos de adiestramiento. También son capaces de realizar deportes de sortear obstáculos. Siempre bajo las ordenes de sus dueños o entrenadores.

Al ser una raza muy inteligente, puede ser ayudada por medio de juegos y prácticas para desarrollar más capacidad. Un ejemplo puede ser el esconder su juguete favorito y hacer que lo busque. Esconder un poco de comida o algún premio en una de nuestras manos y hacer que el can descubra en cual mano se encuentra.

Por otro lado, el perro Lhasa apso tiende a ser muy independiente, por lo que, en ocasiones, puede que los mismos no sigan las órdenes que se le den.

No son perros que necesiten de una actividad física demasiado extrema, solo lo necesario para ejercitarse y drenar su energía, por lo que son ideales para tener en apartamentos. Sin embargo, esto no quiere decir que no les guste dar pequeños paseos con sus dueños y salir al aire libre.

Eso sí, hay que tener mucho cuidado con ellos, especialmente con los que tienen su manto largo, pues este tiende a ensuciarse y enredarse mucho durante paseos y excursiones.

Carácter

Como estos perros fueron criados en un comienzo como perros guardianes, con el tiempo, han desarrollado una fuerte seguridad en sí mismos, así que tienen una gran fortaleza y son muy activos.

En la actualidad, estos perros son considerados como animales de compañía más que como guardianes. Esto debido a su pequeño tamaño y la delicada y hermosa apariencia que tienen.

Son perros cariñosos que disfrutan de pasar un tiempo lleno de atenciones y mimos de parte de su familia. Sin embargo, al ser independientes, habrán ocasiones en las que prefieran estar solos jugando o descansando.

No son buenos con los extraños, por lo que se vuelven un poco nerviosos cuando están ante una persona que no conocen. En ese estado, pueden volverse ruidosos e incluso un poco agresivos.

Sociabilidad

Al ser independientes, es muy importante que al Lhasa apso cachorro se le acostumbre a socializar. Aunque les encantan las caricias, atenciones y mimos de sus dueños, no son muy buenos con las personas y animales extraños, pues tienden a ser muy cautelosos.

No son ideales para tener en hogares con niños, aunque muchas personas creen que los perros pequeños son buenos con los niños, esto en realidad es un pensamiento errado.

Si estos perros comienzan a socializar de manera correcta desde temprana edad, serán ideales para cualquier tipo de familia. Sin embargo, los niños, suelen representar una especie de amenaza para ellos, por lo que no les agradan mucho.

Esto quiere decir que, lo ideal, es que estén en familias con niños ya crecidos o que sean lo suficientemente maduros y conscientes para saber cuáles son los cuidados que se les debe dar a las mascotas y como pueden jugar con ellos.

Enfermedades y déficits

Este tipo de perros generalmente mantienen una buena salud. No obstante, pueden tener problemas de piel si su pelaje no se cuida y mantiene de manera correcta. Además de ello, en algunos casos, pueden sufrir de displasia de cadera, renales y ulceraciones.

Por esto, es ideal que estén en una constante supervisión veterinaria, pues de esta forma se podrá detectar cualquier problema de manera temprana.

Es importante que siempre se siga el calendario de vacunación, al igual que con las desparasitaciones. Pues se debe tener mucho cuidado con los parásitos, ya que su largo pelaje dificulta mucho el poder visualizarlos.

Adicionalmente, estos canes tienden a ser un perfecto huésped para los parásitos externos, por lo que es importante que se les desparasite externamente al menos una vez al mes.

10 curiosidades del Lhasa apso

  1. Los Lhasa apso fueron considerados por los monjes tibetanos como símbolo de buena suerte. Razón por la cual siempre se los obsequiaban a los mandatarios extranjeros que iban a visitar el país.
  2. Fueron además, un constante obsequio para las parejas, pues se creía que estos les darían a sus dueños prosperidad y buena suerte en su nuevo hogar.
  3. Son perros muy selectivos con su alimentación, por lo que es tarea del dueño asegurarse que ingieran tengan una dieta balanceada.
  4. Son perros bastante inteligentes pero con una personalidad que puede llegar a ser terca.
  5. Pueden ser perros poco sociables si no se les acostumbra desde pequeños a estar con otros perros y personas.
  6. Son canes posesivos con sus pertenencias y con su comida, por ello no son buenos con los niños pequeños.
Si quieres saber más, puedes conocer aquí todas las >> razas de perros chinos
  1. Aunque esta es una raza de perros pequeña, no pueden considerarse como perros falderos y tienden a tener una personalidad muy valerosa.
  2. Son una de las razas de perros más utilizadas dentro de los espectáculos caninos. Esto debido a su hermoso y largo pelaje en forma de manto.
  3. Requiere de un cuidado constante en su pelaje. No es recomendable bañarlos durante el invierno debido a que la densidad, que hace que sea muy difícil de secar.
  4. Esta raza debe ser adiestrada desde joven, pues pueden llegar a presentar problemas de comportamiento si no se les educa adecuadamente. Además, se recomienda que sus dueños siempre demuestren ser lo líderes.

Ya has conocido todo sobre la raza de perros Lhasa apso, un hermoso perro que seguramente cautivará tu corazón. No olvides compartir nuestro artículo para que muchas más personas conozcan a estos maravillosos animales y comentar alguna duda o anécdota que tengas con estos pequeños peludos.

¿Quieres saber más sobre ellos? 

Suscríbete al Blog nº1 y estarás al día sobre todo lo relacionado con:

Salud, Comportamiento, Cuidados, Diversidad, Curiosidades, Noticias

Invalid email address