Saltar al contenido

¿Gatos con Síndrome de Down?

Seguro que has oído el término «Gatos con el Síndrome de Down» últimamente. Si eres una persona muy activa en redes sociales, seguro te habrás fijado en que últimamente aparecen algunos gatos con unas características físicas distintas, a las que tienen el resto de los de su especie.

Y si has investigado un poco ya debes saber quiénes son estos gatitos, Grumpy Cat, Monty o Maya, seguro con algunos de estos nombres te habrás topado en tu investigación y es que estas se hicieron famosas en redes.

Monty (Instagram: @monty_happiness)

Se convirtieron en influencers justamente por sus diferencias físicas, las cuales asociaron con síndrome de Down.

También seguro pudiste enterarte de que Grumpy Cat, gata influencer que murió hace no más de un año con solo 7 años de vida, solo padecía de enanismo; y que Monty y Maya solo eran portadores de un rasgo distinto al no poseer puente nasal y sus ojos estar separados.

Ambos casos se tratan de una anomalía genética que no tienen que ver nada, con el síndrome de down de padecen los humanos.

Y si no sabes mucho de esto, te invitamos a continuar leyendo este post, para que puedas informarte un poco al respecto. Para que puedas saber si el síndrome de down se da en gatos realmente.

Síndrome de Down en los gatos. ¿Es cierto?

Podemos decir que el síndrome de down en gatos no existe. Pero ¿Por qué no es verdad? Pues simple, el Síndrome de Down en una alteración genética que solo es posible que se dé en seres humanos y en los primates.

Y esto tiene una explicación científica, y es que el Síndrome de Down se da a causa de una trisomía en un par de cromosomas específico.

Como sabemos los seres humanos poseen 23 pares de cromosomas (46 cromosomas en total). El síndrome de Down se da cuando se presenta una trisomía en el par número 21, esto quiere decir que en el par 21 hay un cromosoma de más.

Maya (Instagram: @meetmayacat)

Por otro lado, los gatos son poseedores de una distribución genética totalmente distinta a la que tienen los seres humanos.

Los gatos solo tienen 19 pares de cromosomas (es decir, 38 cromosomas en total) por lo que es imposible que estos padezcan de este tipo de alteración genética, de Síndrome de Down.

En palabras más sencillas, los gatos no portan los cromosomas suficientes en su genética como para que pueda ocurrir un caso de Síndrome de Down en ellos. Científicamente, no es posible.

La verdad sobre los gatos «con síndrome de down»

Si bien es cierto que cuando un humano padece de Síndrome de Down, este puede presentar ciertos retrasos en su crecimiento. También puede poseer algunas características físicas específicas mediante las cuales es posible reconocerlos, como portadores de una alteración genética.

Estas personas, generalmente tienen los ojos separados y achinados, nariz achatada o manos cortas. Dicho esto, son personas maravillosas, llenas de vida e inteligentes, que pueden desempeñar cualquier cosa que se propongan.

Y debido a estas peculiares características, hay muchas personas que creen que sus gatos tienen Síndrome de Down por su aspecto físico.

Tartar Sauce Fuente (Instagram: @realgrumpycat )

Sin embargo, el que su gato presente estas características muy parecidas, no significa que padezca este síndrome.

Estas particularidades pueden aparecer en sus gatos por otros motivos muy distintos, por otras patologías. Patologías tales como la endogamia, la cual puede causar en los gatos algunas anomalías físicas y mentales, o incluso influir en la forma de ser del gato.

A parte de la endogamia existen otros padecimientos o síndromes que se pueden diagnosticar en gatos. Estos pueden causar en estas características en su aspecto y comportamiento muy parecidas a las que causa el Síndrome de Down. Estas son:

  • Hipoplasia cerebral: este es un padecimiento neurológico, que causa que los gatos nazcan con el cerebelo mal desarrollado, con el cerebelo inmaduro.
  • Síndrome de Klinefelter: este síndrome es causado por una alteración genética, en donde el gato macho nace estéril, porque posee tres cromosomas sexuales en su material genético.
  • Polineuropatía distal: este padecimiento causa en los gatos la disminución de los reflejos y del tono muscular o la ausencia total de estos. Produciendo debilidad o parálisis en gatos.
  • Disautonomía felina: la disautonomía felina se trata de un padecimiento capaz de afectar al Sistema Nervioso Autónomo del gato. Lo que puede ocasionar trastornos en el aparato digestivo del gato o molestias oculares.
  • Causas genéticas: Realmente las causas de estas alteraciones genéticas en general, aun no se conocen.

Así que, si tu gato posee algunas características distintas en su aspecto físico o incluso tiene una conducta extraña, no es que tenga Síndrome de Down.

Gatos influencer con «Síndrome de Down»

Pues si, como lees, hay gatos famosos en redes sociales a los que se les atribuye este síndrome, aunque claramente no es lo que tienen.

Pero, Monty, Maya e incluso Grumpy Kitzia (la que dicen nueva sucesora de Grumpy Cat) se han convertido en verdaderas estrellas de las redes sociales, estos dos poseen millones de seguidores en redes populares tales como Facebook e Instagram.

Maya (Instagram: @meetmayacat)

Sus seguidores fueron atraídos justamente por su raro aspecto físico. Sin embargo, sus dueños nos dan fe, de que dejando de lado su aspecto, su vida es muy normal, y su comportamiento es totalmente acorde con el de los demás gatos.

No está de más decir, que los dueños de estos mininos sacaron bastante provecho económico de las diferencias físicas que estos poseen, y también de las personalidades de estos gatos.

Pero también crearon diversas campañas con el objetivo de recaudar fondos y de crear concientización y sensibilización sobre estas enfermedades y patologías. También en favor de la adopción.

Kitzia. Fuente (Instagram: @grumpy_kitzia)

Además, también han llegado a publicar libros, sacar líneas de ropa y accesorios especiales para animales.

¿Es en realidad un negocio?

Hace no tanto tiempo, Grumpy Cat, otra gata influencer de la raza Snowshoe, murió. Sus dueños comenzaron a publicar fotos de ella, sin saber que se volverían tendencia en esta plataforma mundial.

Podríamos decir que Grumpy Cat fue quien inició el conocido negocio de los gatos con diferencias físicas. Años atrás este tipo de gatos distintos al resto, no eran tan considerados una buena opción para adoptarlos.

Tartar Sauce Fuente (Instagram: @realgrumpycat )

Fue en la plataforma llamada Reddit donde Grumpy Cat, se volvió famosa, todo por un hilo publicado en la plataforma en el año 2012.

Grumpy Cat paso de ser tan solo una gata con enanismo desconocida ante el mundo a convertirse en todo un boom de masas.

Millones de seguidores en las redes sociales más famosas del mundo le han ayudado a tener una facturación anual estimada en medio millón de dólares.

Después de su aparición y éxito en redes, no es secreto que otros perfiles que mostraban animales con alguna anomalía física y genética comenzaron a popularizarse.

Gatos como Monty, Maya, Bubbis y Belarus se han convertido en verdaderas estrellas en la red social de la camarita gracias a sus diferencias físicas.

Todos estos gatos tienen aspectos muy similares y además poseen un engagement que muchos aspirantes a convertirse en influencer desearían tener.

Gato Belarus. Fuente (Instagram: @my_boy_belarus

Monty y Molly, tienen más de 700 mil seguidores en Instagram en la actualidad. Por otro lado, Maya cuenta con 473 mil seguidores en esta misma red social y además hay un libro con su nombre y su imagen dirigido a niños especiales.

Sus dueños publican frecuentemente para mantenerla activa y hacen entre 1 y 2 publicaciones por día.

Además, son también ellos quienes se encargan de administrar cualquier acción comercial que se pueda presentar. Esto también se ha convertido en un negocio.

Por ejemplo, Monty aparte de tener su cuenta con los miles de seguidores también tiene una página de merchandising. En ella los fans de este minino (y su hermana Molly) pueden comprar por un precio de 50 euros una ilustración con su cara.

También, al contar con muchos seguidores en sus muchas empresas se contactan con quien las maneja para que hagan alguna publicación promocionando algún producto.

Es por esto que el poseer un gato con diferencias físicas notables se ha convertido en una forma de lucrar.

Y bueno con esta información hemos llegado al final del post, y nos pudimos enterar de la verdad acerca de este padecimiento en los mininos, que no lo sufren en realidad.

Las alteraciones cromosómicas en los gatos pueden causar que estos tengan alguna diferencia en su aspecto o comportamiento sin embargo esto no quiere decir que los gatos tengan Síndrome de Down.

¿Quieres saber más sobre ellos? 

Suscríbete al Blog nº1 y estarás al día sobre todo lo relacionado con:

Salud, Comportamiento, Cuidados, Diversidad, Curiosidades, Noticias

Invalid email address

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros sin tu autorización. De acuerdo con la ley del 8 de diciembre de 1992, puedes acceder a la base de datos que contiene tus datos personales y modificar esta información en cualquier momento, poniéndote en contacto con FeelCats (info@feelcats.com)