Saltar al contenido

¿Qué está pasando con los gatos en Australia?

20 junio, 2019

En Australia, el gobierno dio vía libre, para uno de las mayores exterminios de gatos que se recuerda. Este es el primer paso de un plan, todavía mayor, en la que se prevé que se acabará con la vida de más de 2 millones de gatos, considerando a los gatos en Australia, como plaga. El plan, actualmente se está aplicando con un presupuesto de más de 5 millones de dólares, y se ha intensificado, para llegar a esta cifra en el año 2020.

gatos-plaga-australia

Australia le declara la guerra al gato

El gato está presente en Australia, desde 1769, fecha en que la flota británica, lo introdujo a su llegada y desde entonces su población ha ido creciendo, hasta intensificar su número, sobretodo en los últimos 50 años. Según estudios, el gato habría acabado con 33 especies amenazadas entre pequeños mamíferos, aves y reptiles.

El resultado es, que literalmente «la veda de tiro al gato» se ha levantado, con escenas de disparos cotidianas, apología del exterminio felino en medios de comunicación e incluso recetas a base de carne de gato, en revistas culinarias.

Ha sido tal el revuelo internacional a las forma de abordar el problema, que se ha creado un movimiento en contra de las prácticas y el modo, utilizadas, pidiendo la eliminación inmediata del plan y tildándolo de desmedido y cruel con los gatos. Voces como la actriz Brigitte Bardot o la cantante de Morrysey, han sido muy críticas con lo sucedido, proponiendo planes alternativos, como la esterilización progresiva de la población de gatos.

Abordar el problema de los gatos en Australia

En las redes sociales es habitual ver cazadores de gatos australianos, que lucen orgullosos, sus numerosas presas. El uso de procedimientos tales como el envenenamiento (lanzamiento de salchichas envenenadas desde el aire) o cepos, que producen agonías en los gatos (y otras especies como el zorro) antes de morir.

La postura local apoya de manera amplia esta decisión, como un control de plagas, animada por organismos ecologistas, que afirman, que hay veces que se debe actuar, para preservar la fauna autóctona. Según sus informes, más de 100 especies estarían amenzadas por la acción predatoria de los gatos. Estos felinos también cazan a cerca de 300 millones de aves y a más de 500 millones de reptiles al año, según sus estimaciones.

¿También el gato doméstico?

De hecho, los gatos domésticos que existen en Australia, ha sido puestos también en el punto de mira. En 2013 un reconocido economista Gareth Morgan, hizo un llamamiento con las siglas “Cats to Go” y animaba a todas las personas que convivían con gatos domésticos, que una vez murieran, no las reemplazaran. En 2015 la ministra de Conservación Maggie Barry, llego a pedir que se limitara el número de gatos en casa. Durante su mandato, el sacrificio de gatos callejeros se intensificó e incluso en la localidad costera de Oumai, se llegó a considerar prohibir tener gatos domésticos, aunque finalmente no se consiguió.

Pero expertos ecologistas, también ponen en duda la eficacia del proyecto y afirman que se ha demonizado al gato, en un problema mucho mayor, con un trasfondo político, en la que la destrucción del hábitat, la expansión urbana, la tala desmedida y el aumento de la actividad minera, son problemas mucho más serios, que juegan un papel determinante sobre las especies autóctonas y su supervivencia a largo plazo. “es posible que los gatos se estén utilizando como distracción en cierta medida” han dicho.

¿Son la única amenaza, tal y cómo dicen?

Hay movimientos naturalistas, que abogan por la teoría, de que debe ser la naturaleza la que haga prevalecer unas especies sobre otras, como ha sido siempre en la selección natural. Dicen, el gobierno australiano se equivoca, porque con su acción sobre los gatos, consigue el efecto contrario, que es debilitar a las especies autóctonas.

Quedan algunas preguntas por responder y alguna de ellas no con cierta reflexión. Desde la llegada de los europeos a Australia en el siglo XVII, y el asentamiento y crecimiento de la población, hasta la actualidad, ¿qué parte de la destrucción de estas especies amenazadas le corresponde al hombre? Es posible que los gatos en Australia, no sea la principal amenaza, como sostienen.

¿Quieres saber más sobre el mundo de los gatos? 

Suscríbete al Blog nº1 sobre gatos!  y estarás al día sobre todo lo relacionado con:

Salud, Comportamiento, Cuidados, Diversidad, Curiosidades, Noticias

Invalid email address

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

¿Y porque no liquidar a todos esos bichos de 2 patas descendientes de malignos delincuentes? A ver cuando se abre la veda de los cobardes cazadores exterminadores de formas de vida indefensas que crean la cadena de protección de la naturaleza. Lo que está fuera de control es la extensión de los psicopatas depredadores de dos patas que amenazan con eliminar por placer y porque se comen todo a cualquier forma de vida diferente del planeta hasta dejarlo como Marte. En cuanto se acabe el exigeno Y SOLO LO PRODUCEN LAS PLANTAS. SE ACABO.

Responder

Totalmente de acuerdo…..
Si esos cinco millones,,,los utilizan en esterilizar y controlar colonias de gatos…….sobraría dinero h no habría en absoluto problemas

Responder

en la Europa Medieval, tambien se produjo el exterminio masivo de gatos -la iglesia demonizó estos simpaticos animales…. el resultado fueron varias oleadas de peste -la peste negra fue una de las mas mortiferas- que invadieron Europa ocasionando millones de muertos….

si no aprendemos de la historia es que somos muy tontos…..

Responder

Muy bueno comparación. Ya esas bestias de dos patas que han ocupado ese continente se inventaron la salvaje misomatosis en vez de inventarse las conservas de conejos en pepitoria y venderselas a los chinos que son otros con los japoneses y sus asesinatos de ballenas que van camino de liquidar el planeta.

Responder