El gato Angora es equilibrado, activo, vivaz, juguetón, pero al mismo tiempo tranquilo y muy afectuoso. Está dotado de una inteligencia sorprendente y aprende perfectamente todo aquello que queramos enseñarle.

Responder