Saltar al contenido

Antiparasitario para Gatos ¿qué son? ¿tipos? ¿necesarios?

15 octubre, 2018

Los antiparasitarios para gatos son productos imprescindibles para garantizar que tu gato tenga una buena salud. Por lo tanto, vale la pena que lleves a cabo las prevenciones oportunas.

¿Qué son los antiparasitarios?

Se trata, a grandes rasgos, de productos que se venden en diferentes formatos y consiguen combatir a los parásitos que se han instalado en los cuerpos de los gatos o disuadir a los que pretenden hacerlo. Puedes adquirir estos productos en establecimientos especializados en veterinaria. Por otro lado, será, precisamente, tu veterinario quien te dará las indicaciones oportunas acerca de qué antiparasitario para gato administrar y en qué dosis. Dichas indicaciones dependerán de las condiciones físicas de tu mascota y la clase de parásito que le haya infectado o cuyo ataque pretendas evitar.

antiparasitario-gatos-externo

¿Qué parásitos de gatos combaten estos productos?

En cuanto a los parásitos cuyos efectos evitan los productos que hemos introducido y, posteriormente, repasaremos, hay dos tipos esenciales de ellos. Presta atención:

●   En primer lugar, los parásitos internos de los gatos, que son capaces de alojarse en los órganos del animal, como los pulmones e intestinos. Los más relevantes son las tenias y los gusanos, que pueden llegar a originar problemas de salud a tu gato desde dentro de su cuerpo. Por ejemplo, la tenia puede ir absorbiendo sustancias desde el interior del organismo del animal, lo que puede provocarle un adelgazamiento excesivo y otros inconvenientes fatales.

antiparasitario-pastillas-gatos

 

●   En segundo lugar, los parásitos externos de los gatos son aquellos que no se adentran en el cuerpo del gato, sino que se quedan en su superficie. Por consiguiente, se agarran a su piel y pelaje. Las pulgas y garrapatas picarán y chuparán la sangre de estos animales, igual que harían con nosotros. Por su parte, hay ácaros que, aunque no se alimenten de la sangre del gato, van a causarle molestias. Los que originan la sarna son buenos ejemplos de estos inconvenientes, puesto que su presencia hace que el animal no pueda dejar de rascarse.

antiparasitarios-pipetas-gatos

Tipos de antiparasitarios para gatos

A continuación, te presentamos las diferentes clases de antiparasitarios para gatos que puedes encontrar. Muchos de ellos valen para erradicar más de un parásito. Primeramente, toma nota de los que combaten los parásitos internos.

Pastillas antiparasitarias para gatos

Se trata, sin duda, del antiparasitario interno para gatos más específico. Vale para combatir las tenias de los intestinos y los gusanos. Las dosis y su frecuencia dependerán del peso de tu mascota. Tu veterinario te dará, en este aspecto, los consejos correctos. Por otro lado, si notas que al animal le cuesta tomar las pastillas, puedes pedirle a tu veterinario que te facilite una pasta oral que contenga sus efectos.

antiparasitario-gatos-gusanos

Pipetas antiparasitarias

En caso de que el gato no muestre una buena predisposición ante las pastillas, otra solución es optar por las pipetas. Estas, por su parte, sirven tanto para los parásitos internos como para los externos. El modo de aplicación consiste en retirar el pelaje y administrar la pipeta en un par de puntos de la piel del felino. El contenido se extenderá por las glándulas sebáceas y, en general, por todo el cuerpo. De este modo, el gato se encontrará protegido de los parásitos durante varias semanas.

Collares antiparasitarios

El collar antiparasitario para gatos, como el resto de remedios contra los microorganismos externos, se aplica por vía tópica. Su efecto dermatológico lleva numerosos años de pruebas exitosas, lo que le ha proporcionado una gran popularidad entre los amos, y aleja a las garrapatas y pulgas de tu mascota a lo largo de meses. La duración de los efectos depende del producto concreto que compres.

garrapata-antiparasitario-gatos

Espráis antiparasitarios

Estos productos se aplican cuando ya se han producido los ataques de las garrapatas, los piojos y las pulgas, aunque también se pueden administrar como protecciones de precaución. En especial, en los casos de los cachorros, que son más vulnerables a estas infestaciones.

Lociones y champús

Son líquidos que van a cumplir dos funciones: proteger contra los parásitos y mantener limpios el pelaje y la piel de tu gato.

Consejos que has de tener en cuenta para alejar a los parásitos de tu gato

Puedes acudir a la clínica veterinaria, donde te recomendarán un plan de desparasitación. Aunque hay programas mediante los que tu gato estará protegido durante todo el año, no dejes de pasar cada tres meses a ver a tu veterinario de confianza. Él comprobará si tu gato ha sufrido alguna infección por parte de los parásitos.

gatos-antiparasitarios-tipos

Estos planes de desparasitación, por otra parte, se adaptarán a las circunstancias especiales de tu gato. Nos referimos, por ejemplo, a la zona en la que vivas (puesto que existirán en ella unas amenazas de parásitos distintas a las que hay en otras) y al tamaño y a la raza del animal.

Aunque tus gatos pasen, prácticamente, toda su vida en casa, has de tener cuidado con este tipo de infecciones. Ten en cuenta que los parásitos pueden llegar a tu casa de muchas maneras. Sin ir más lejos, pueden haberlos transportado los insectos o tú mismo.

collar-antiparasitorio-gatos

Y, además, estos microorganismos no son solo peligrosos para los gatos, sino que también lo son para tu propia salud. No en vano, los zoonóticos pueden ser contagiados a las personas. Y, entre otras transmisiones, hemos de destacar la producida por los arañazos, que posibilita que entre en tu cuerpo la bacteria Bartonella, que se encuentra en el organismo de los gatos infectados por las pulgas.

¿Puedes dar antiparasitario de perros a un gato?

No debes hacerlo, puesto que los antiparasitarios para perros contienen permetrinas, unas sustancias insecticidas que resultan altamente tóxicas para los gatos. Tanto que los intensos síntomas (fiebre, convulsiones, hipersalivación…) aparecen en pocas horas.

antiparasitario-gato-perro

Ten cuidado también si tu gato convive con un perro, puesto que el primero no debe contactar en ningún caso con este tipo de insecticida administrado al segundo. Si se produjera dicho contacto, la atención veterinaria ha de ser inmediata.

En definitiva, los parásitos hacen mella en la salud de nuestros gatos, por lo que debemos prevenir sus efectos y solicitar a nuestro veterinario de confianza que nos recomiende los antiparasitarios para gatos idóneos mediante los que combatirlos.