10 gatos que se esconden del veterinario

Todos los que convivimos con gatos sabemos que las visitas al veterinario en algunos caso pueden ser una experiencia desagradable para ellos. Tranquilos en sus atalayas, en casa, en su sitio favorito, todo cambia cuando el transportín les acosa, ese que ya reconocen y que significa algo así como “si entro ahí, me llevan al humano de la bata que me hace cosas raras”.

Lo cierto es que una vez allí y con el trabajo que nos ha costado y sabiendo que no van de muy buen humor, puede ocurrir que en la consulta en un despiste, busquen un sitio donde esconderse pero claro, es territorio hostil, desconocido y habrá que buscar un buen escondite, pero hay que ser rápido y todo vale!… esto es lo que habrán pensado estos 10 gatos… aunque alguno con más o menos éxito…

no quepo! purrr
No quepo! purrr
ays! este cajón no tiene fondo!

Ays! este cajón no tiene fondo!

Me confundirán con el ordenador...

Me confundirán con el ordenador…

No está el humano de la bata..

No está el humano de la bata..

sube, sube que te espero..

Os espero aquí arriba…

nunca me encontrarán..

Nunca me encontrarán..

este rincón es infalible..

Este rincón es infalible..

No me ven...

No me ven…

parapeto y cajón, purrfecto..!

Parapeto y cajón, purrfecto..!

aquí debajo no me ven...
Mimetizado con el calendario…

¿Tu gato también es de los que tiene un plan B cuando llega a la consulta del veterinario?

Si te ha gustado compártelo o ronronéalo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *